Mireia Belmonte ya es campeona mundial

La nadadora consigue el metal que le faltaba en su vitrina y se ​convierte en la primera española que logra el oro mundial en el 200 mariposa.

Lo más popular

"Es la que me faltaba, pero me levanté muy enferma. Me dolía la garganta y la cabeza, no sabía cómo iba a competir por la tarde", confesaba después de acabar la competición. Del subsuelo al mismo cielo, así es Mireia Belmonte. Pese a las adversidades que se pusieron en su camino el histórico 27 de julio, no solo se presentó a la competición, sino que abrazó la perfección.

Lo hizo como siempre lo hace, con esfuerzo y mucho trabajo. Con duros entrenamientos a sus espaldas, no solo en el agua, sino de pesas, boxeo, spinning y un largo etcétera, Mireia salió a la pista con la toalla sobre su hombro, música en sus oídos y la determinación de cumplir sus sueños. Fue dicho y hecho.

Publicidad

"Lo bonito de mis pruebas es que son ajustadas. Sufro al final", admitió. Esta no fue una excepción. Mireia no pudo contenerse y cometió uno de los errores que podrían haberle costado el oro: mirar la placa mientras la tocaba. Pero aún así lo consiguió, pese a que ese gesto retrasó el freno del cronómetro. Mireia superó en medio segundo su mejor marca y superó a sus contrincantes proclamándose campeona mundial.

Belmonte subió al podio como la heroína española, la única nadadora nacida en España que ha conseguido un oro en un Mundial. Con esta medalla, ya puede decir que su obra de arte está completa. Ahora, en su colección de metales ya luce el oro mundial, tras haber conseguido el olímpico y el europeo y otro sinfín de medallas que llenan de orgullo a su equipo, a ella y a su país.