Muere María de Villota de forma inesperada

La expiloto, de 33 años, ha aparecido muerta en la habitación del hotel de Sevilla donde se hospedaba. La joven toreó a la muerte hace sólo año y medio, en julio de 2012, cuando sufrió un gravísimo accidente en el aeródromo de Duxford. Esta vez no ha podido ser.

El mundo del automovilismo está consternado con la trágica noticia con la que se ha despertado este 11 de octubre: María de Villota ha sido hallada muerta en el hotel Sevilla Congresos, en la capital hispalense, donde hoy mismo iba a participar en unas charlas para la fundación ''Lo que de verdad importa''.

El cadáver de la expiloto, hija de expiloto de Fórmula 1 Emilio de Villota, ha aparecido a las 7.23 horas de esta mañana, cuando el servicio del hotel fue avisado para atender a una joven. Cuando un médico, un enfermero y un auxiliar entraron en la habitación para realizar la maniobra de reanimación nada pudieron hacer por ella.

Publicidad

La joven sufrió un grave accidente en julio de 2012 en el aeródromo de Duxford mientras realizaba unas pruebas. El brutal choque a punto estuvo de costarle la vida y perdió el ojo derecho; sin embargo, luchadora, María se convirtió en un ejemplo de valentía y superación. Su muerte se ha producido sólo tres días antes de presentar su libro, ''La vida es un regalo'', una lección de optimismo.

María se había casado en julio en Santander.