La madre de Cristiano Ronaldo ya no ve con buenos ojos a Georgina Rodríguez

​Pese a que comenzaron su relación con buen pie, parece que Dolores Aveiro ha querido romper cualquier tipo de contacto con la modelo.

Lo más popular

En las relaciones familiares se puede pasar del amor al odio en cualquier momento. Más cuando la otra persona en discordia no guarda un lazo directo contigo y está unida a ti a través de terceros. Es el caso de Dolores Aveiro y Georgina Rodríguez, que parecen haber pasado del amor al odio en cuestión de días.

Si hace unas semanas se afirmaba que la novia de Cristiano Ronaldo había encontrado una segunda madre en la figura de su suegra, después de que la modelo haya perdido casi cualquier tipo de contacto con sus padres biológicos, ahora un hecho inesperado parece indicar todo lo contrario: Dolores ha dejado de seguir a Georgina a través de las redes sociales y ya no se intercambian ningún tipo de mensaje 'virtual'.

Publicidad

El portal luso Vidas se ha hecho eco de esta noticia, indicando que la matriarca del clan no ve con buenos ojos la presencia de Rodríguez en su familia, ya que se siente desplazada de la vida de su hijo. La situación se ha visto acrecentada después de que Ronaldo, que ya tiene tres hijos en solitario, haya decidido formar una familia al lado de la aragonesa con el futuro nacimiento de su primer hijo biológico.

Lo más popular

"Desde que nacieron los gemelos se nota un distanciamiento. Antes estaban muy unidas, pero algo ha cambiado. Dolores Aveiro es muy activa en las redes sociales, incluso sigue al novio de su hija Katia, por lo que causó mucha sorpresa el haber dejado de seguir a Georgina. Ella, a pesar de seguir siguiendo a su suegra, también ha dejado de poner 'me gusta' en sus fotos. Una actitud que ha causado una gran sorpresa", aseguran desde el medio.

Esta hipotética mala relación se ha puesto supuestamente de manifiesto durante los últimos actos donde han coincidido la novia y la madre del jugador madridista, sentándose bastante alejadas la una de la otra en uno de los últimos partidos disputados por Cristiano Ronaldo en el Santiago Bernabéu. Además, la prensa lusa amenaza con rescatar unas imágenes de Georgina Rodríguez subidas de tono de su etapa previa a su relación con el astro del balón y que ella misma se encargó de borrar de su cuenta de Instagram.