Por fin la verdad: Asunta fue drogada por su padre y asesinada por su madre

Apenas dos meses después del asesinato de Asunta, que conmocionó a todos, el juez ha levantado el secreto de sumario, que revela que fue el padre, Alfonso Basterra, quien le suministró la droga y la madre, Rosario Porto, quien la mató y llevó el cadáver a la pista forestal donde apareció.

Fueron sus padres los que, siguiendo un 'plan concordado', la mataron. Así dictamina el juez José Antonio Vázquez, que ha levantado el sumario, bajo secreto desde la muerte de la niña, de 12 años, el pasado 21 de septiembre, en La Coruña.

Según el juez, fue Alfonso Basterra quien suministró a su hija Asunta un dosis tóxica de Orfidal durante la comida, en su casa. Alfonso, que junto con Rosario llevaba tres meses, desde que iniciaron el plan del asesinato, drogando a la niña, suministró el medicamento ''para privarla de toda voluntad y defensa y presuntamente facilitar la acción de asfixia, en un plan concordado''.

Publicidad

Después, fue su madre, Rosario Porto, quien se la llevó a su casa de campo de Teo, donde la mató. La abogada esperó a que la niña se durmiese para axfisiarla. Ya muerta la trasladó ella sola (descartando una tercera persona) a la pista forestal de Teo, donde el cadáver fue encontrado horas después de que los padres denunciasen su desaparición.

El matrimonio se encuentra ingresado en la cárcel de Teixeiro acusado de asesinato, que ellos niegan.