El joven agredido por José Fernando y sus amigos está aterrorizado

El joven agredido por José Fernando, hijo de Ortega Cano, y sus amigos relató durante dos horas a la jueza cómo se produjeron los incidentes que le tienen aterrorizado y con tratamiento psicológico. Según fuentes judiciales, el torero ha depositado una fianza de 1.200 euros. Ahora la jueza debe valorar la petición de la abogada de ponerlo en libertad.

Lo más popular

Dos horas tardó el joven agredido y robado por José Fernando, el hijo de José Ortega Cano, y sus amigos en explicar a la jueza que instruye el 'caso Jonathan' los pormenores de lo que el abogado de la víctima calificó como "una cacería".

El varón agredido, muy afectado y rompiendo a llorar en numerosos momentos de su declaración (está en tratamiento psicológico y aterrado por posibles represalias), explicó que "era como una película americana, dos pegándome por delante y otros dos impidendo que me escapara por la espalda". Su abogado añade que los jóvenes actuaron "como una manada de lobos: uno paraliza a la víctima y los otros lo rodean por detrás".

Publicidad

La abogada de José Fernando, por su parte, ha pedido a la jueza la libertad para José Fernando, pero ésta no decidirá nada hasta oír al fiscal y las partes personadas. De momento, según fuentes judiciales, Ortega Cano ha depositado en el juzgado personalmente 1.200 euros como fianza de responsabilidad para cubrir los posibles daños.

Lo más popular

Según la defensa de la víctima, todo comenzó cuando el joven salía del prostíbulo y, sin querer, le dio un empujón a uno de los amigos de José Fernando derramándole la copa. Entonces el aludido reclamó que le pagara la bebida, lo cual provocó que empezara el forcejeo. Luego uno de los amigos de José Fernando le propinó un puñetazo a Jonathan que se levantó e intentó huir. "Vamos a por èl", gritó el hijo del torero. Él y sus compañeros de pandilla lo persiguieron hasta que uno de ellos le lanzó una piedra que impactó en su mano derecha. Cuando le alcanzaron en un descampado, el hijo del torero le metió las manos en los bolsillos y le sacó dos móviles, la cartera y las llaves, y luego comenzaron a pegarle puñetazos hasta que la víctima pudo zafarse de sus agresores.

Los colaboradores de 'Sálvame' han relatado que el trago de entrar en prisión podría haber provocado que José Fernando cambiara de actitud sobre la opción que le planteaba su padre de ser ingresado voluntariamente en un centro de desintoxicación, después de que se serene durante unos días en la residencia familiar.

Asimismo, durante el programa se planteó que la abogada "podría estar pactando con la víctima para que éste retire la denuncia a cambio de una cantidad de dinero y de un coche nuevo, algo que es absolutamente legal", explicaba.

En los fragmentos de la declaración a la que había tenido acceso 'Sálvame', José Fernando explicaba que "son ciertos los hechos de los que se me acusan. Cogimos el coche por venganza y lo tuvimos dos días. Estaba en el club de alterne Rey 2000 con cuatro personas, Isaac, Francisco, Pechi y Eloy. En la terraza había dos jóvenes más. En un momento dado, uno de ellos lanzó un vaso hacia el cielo. Cayó y se hizo añicos pero no hizo daño a nadie. Entonces, Francisco se dirigió al joven y le reclamó su actitud. El otro le respondió, luego salió corriendo".