Ricky: "Ni personal ni profesionalmente entraba en los gustos del jurado"

Divertido y con un punto gamberro, el mallorquín ha puesto punto y final a su participación en 'Operación Triunfo'.

Lo más popular

El mallorquín Ricky Merino, de 31 años, es el quinto expulsado del talent musical 'Operación Triunfo'. Lo hizo a lo grande, con una actuación y una puesta en escena muy propia de Robbie Williams cantando 'Let me entertain you'. Fue su momento, su mejor actuación hasta la fecha. La expulsión no le ha dejado un sabor amargo la expulsión. "Ya dije en el chat que así son las reglas del juego y lo acepto sin problemas. Ahora hay que seguir adelante", afirma.

Publicidad

Ni tu gran actuación interpretando a Robbie Williams ni esa imagen tuya en la que apareces con minibañador, en las redes sociales, han logrado salvarte de la expulsión. ¿Al final te ha quedado la sensación de que eres mejor de lo demostrado?

Para nada. Solo tuve esa sensación después de la primera gala. He hecho un repaso interno y me doy cuenta que he vivido seis semanas con galas muy diferentes y me siento orgulloso de ello. He enseñado al público lo artistas que soy. En esta última gala, he mostrado mi perfil de showman.

Lo más popular

¿Cómo se va uno a la cama sabiendo que te juegas la expulsión en una gala?

Tranquilo. Nunca perdí la esperanza de permanecer junto a mis compañeros, pero en el fondo sabía que tenía con muchos números para salir expulsado. Con mi última actuación, creo haber hecho mi carta de presentación como artista. He vivido una última semana muy feliz.

Te marchaste sin despedirte del jurado como sí lo hizo Marina, ¿te has quedado ahí algo dentro contra ellos?

Bueno, el jurado tampoco se despidió de mí. Nunca les he convencido y no lo digo como una crítica, me parece muy lícito. Ni personal ni profesionalmente entro dentro de sus gustos.

Mónica Naranjo critica que pisáis el escenario sin fuerza, que para vosotros es como 'caminar por la calle', ¿estás de acuerdo?

No. Lo que ocurre es que cada vez que vamos al plató es como si estuviéramos haciendo un examen. Llegamos muy concentrados. Distinto sería si diéramos un concierto, saldríamos con otra predisposición porque el contexto ya es distinto.

Nerea ha sentido mucho tu marcha.

Sí y me sabe fatal. Así son las normas del juego. Ahora marcho a Mallorca para ver a mi familia y amigos. Seguiré a mis compañeros todos los lunes viendo el programa. Tengo muy buen rollo con todos y me llevo grandes amigos como Mimi, Ana Guerra y Roy.

¿Cómo crees que serás recordado por tus compañeros?

Aitana me dijo: "Eres la luz de la Academia". Me pareció tan bonito. Espero ser recordado como un tipo divertido. A Ana le he dejado mi jersey rosa y Aitana tiene una camiseta mía de Nirvana.

Eres un tipo muy divertido. Confiesa alguna gamberrada que no hayamos podido ver en televisión.

En los baños, cuando haces tus necesidades, hay muy poca privacidad, el vecino se entera de todo y ocurren situaciones que me han hecho reír mucho.

Eres muy versátil. Cantas, haces anuncios, diriges cortometrajes y te gusta cocinar. ¿Hay alguna otra habilidad tuya que todavía no hemos descubierto?

Por encima de todo soy actor y cantante, creativo y visual. Me he ido desarrollando como profesional adaptándome a la crisis que hemos vivido en este país.

¿Has escrito una posible letra para el nuevo himno de 'OT', Camina, que os produce Manu Guix?

Estamos trabajando en ella desde el inicio del programa. Es un trabajo colectivo donde yo también he puesto, en la letra, mi granito de arena.

¿Qué os pasa en la Academia con el aguacate? No paráis de comerlo.

La comida en la Academia es muy buena y yo he descubierto el aguacate. Riquísimo. Claro, qué ocurre, pues que nos ponen solo cinco y somos doce. Pues, como te puedes imaginar, el aguacate vuela.

Me fliparía ir a Eurovisión

Y por lo que parece, Alfred y Amaya se comen a besos…

Eso yo no lo he visto. Es muy evidente la química que hay entre ellos y lo saben. Pegan mucho.

¿Te ves como candidato para el próximo festival de Eurovisión o ya no tienes derecho a presentarte por haber sido eliminado?

Me fliparía, pero siendo el quinto expulsado, dudo que tenga alguna posibilidad. No me pierdo ni un Eurovisión. En este último festival, para poder verlo, acabé rápido un concierto que daba, me fui a casa de un amigo, pedimos pizzas y lo disfrutamos que no veas.

More from Diez Minutos: