Exhumado el cadáver de Mario Biondo ante su familia

Pippo y Santina Biondo, padres del fallecido marido de Raquel Sánchez Silva, han logrado su objetivo y la exhumación de los restos mortales de su hijo, enterrado su país natal, Italia, ya se ha producido. Siguen creyendo que fue asesinado y ahora tendrán que esperar los resultados de la autopsia. La presentadora española, mientras tanto, sigue ajena a todo sin decir palabra.

Lo más popular

El dolor ha sido mucho, enterrar a un hijo muy joven que falleció en extrañas circunstancias y, 7 meses después de su muerte, exhumar sus restos mortales en busca de la causa exacta del fin de su vida. Y es que los padres de Mario Biondo, quien fuera marido de la presentadora Raquel Sánchez Silva, creen que fue asesinado y para averiguar la verdad no han dudado en hacer todo lo que estaba en su mano, pese a que ésto signifique no poder dejar atrás la desaparición de un ser tan querido para pasar página y continuar con sus vidas con normalidad.

Publicidad

La cita fue en el cementerio de Santa Orsola, en Taormina, Sicilia. Allí se encuentra enterrado Mario Biondo. Sus padre, Pippo y Santina, y sus hermanos, Emanuela y Andrea, estaban allí en el momento en el que, hace unos días, los restos mortales del cámara italiano volvían a ver la luz. La Fiscalía de Palermo había autorizado su exhumación ya que mantiene abierta una investigación por su muerte, ocurrida en Madrid el pasado 30 de mayo.

Lo más popular

El joven, de 36 años, era hallado muerto en su domicilio conyugal por la empleada de hogar y el atestado policial describía así cómo fue encontrado: "Se encuentra en suspensión parcial, vestido con una camiseta roja y pantalón de pijama verde oscuro a rayas, con un pañuelo anudado en un extremo alrededor de su cuello y el otro en una de las estanterías del salón". El informe forense realizado por la policía española concluía que Mario se había suicidado, una hipótesis que la familia del que fuera cámara de 'MasterChef' nunca ha creído, incluso cuando posteriormente se conoció que aquella noche había bebido y consumido cocaína. Por eso han luchado hasta que se ha vuelto a abrir la investigación, esta vez en Italia, que ha supuesto tener que exhumar el cádáver.

Ahora, la nueva autopsia busca indicios que puedan dictaminar si Mario Biondo fue asesinado, como mantiene su familia, o no. Mientras llegan los resultados, lo único cierto es que los Biondo y la viuda, Raquel Sánchez Silva, no mantienen ningún tipo de contacto. La presentadora española ni siquiera ha contestado a los atques que sufrió por parte de su familia política en las redes sociales en los que era acusada de interesada.