María Teresa, Terelu y Carmen se reencuentran con el otro hombre de sus vidas

La presentadora María Teresa Campos, su pareja –Edmundo Arrocet– y sus hijas, Carmen y Terelu, han tenido el mejor recibimiento a su llegada al aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas. Con cara de cansancio, los cuatro llegaban de su reciente visita a Chile, donde el humorista ha hecho de anfitrión.

Lo más popular

Ya están en casa. La presentadora María Teresa Campos, su pareja –Edmundo Arrocet– y sus hijas, Terelu Campos y Carmen Borrego– aterrizaban de madrugada en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas en un vuelo procedente de Chile, donde han grabado la nueva entrega de su reality. A su llegaba, los cuatro tuvieron el mejor de los recibimientos: los besos y abrazos de José Carlos Bernal, marido de Carmen.

Publicidad

La primera en aparecer por la terminal de llegadas con un carro cargado de maletas fue Terelu. Lo primero que hizo la colaboradora de 'Sálvame' fue lanzarse a los brazos de su cuñado.

Lo más popular

El empresario mantiene muy buena relación con su cuñada y su suegra. Terelu llegó a decir que no le importaría tener un hombre como él en su vida, al ver como quiere y cuida a su hermana.

Poco después aparecían María Teresa Campos y Edmundo Arrocet, con gestos cansado y sin ganas de hacer declaraciones. La presentadora afirmó que el humorista había sido muy buen guía.

Con la misma cara de cansancio, pero algo más animada llegaba Carmen, que afirma que "siempre volver es mejor que irse" tras reencontrarse con su marido. La hija pequeña de María Teresa Campos explicaba que "todo ha ido muy bien".

En cuanto a su miedo a volar, Carmen reconoce que cada vez lo lleva mejor: "No dejo de seguir dopándome pero cada vez menos. Han sido trece horas de vuelo". La hermana de Terelu explicó que 'Bigote' había sido un "anfitrión genial". "Edmundo nos ha enseñado muchas cosas de su infancia y siempre es bonito estar todos en familia".

Mientras que del aeropuerto de Santiago de Chile salían todos con camisetas, a su llegada a Madrid tuvieron que ponerse los abrigos para combatir las frías temperaturas de la capital. María Teresa también se quitó sus originales gafas de sol, mientras Terelu, a pesar de ser de madrugada, se las dejó.

More from Diez Minutos: