Fran Rivera, ''indignado'' con la sentencia por la custodia de Tana

Un año y medio después de inicarse el proceso por el que Fran Rivera solicitaba la custodia de su hija Tana para que viviera con él en Sevilla, la justicia ha determinado que la adolescente se queda definitivamente con su madre, Eugenia Martínez de Irujo. Fran, que conocía la noticia el mismo día del cumpleaños de su esposa, Lourdes Montes, asegura estar ''indignado'' pero que acata la decisión judicial. ''Siento una impotencia atroz'', ha dicho.

Lo más popular

Hace casi un año, el 13 de febrero de 2013, Francisco Rivera recibía un duro golpe: perdía la demanda que había puesto unos meses contra su exmujer, Eugenia Martínez de Irujo, para conseguir la guardia y custodia de su hija que tienen en común Cayetana 'Tana'. Y es que el torero pretendía que su única hija se trasladase de Madrid a Sevilla a vivir con él. Entonces todavía no se había casado con Lourdes Montes y su ilusión era la de disfrutar de la adolescente como una auténtica familia.

Publicidad

Este martes 21 de enero, fecha del 30 cumpleaños de Lourdes Montes, la Audiencia Provincial de Madrid ha confirmado que la custodia de Tana es definitivamente para Eugenia, ya que el torero retirado y empresario ya no puede interponer recurso alguno.

Fran, muy dolido con la sentencia, está ''indignado'', pero acata la decisión judicial. Para el diestro ha sido un ''batacazo grandísimo'' y asegura sentir una ''impotencia atroz''. ''No me queda otra que esperar a que Cayetana tenga la mayoría de edad -confesaba en un vídeo emitido en 'El programa de Ana Rosa'-. Sería de ser un padre muy miserable no luchar por los deseos de una hija''.

Lo más popular

Francisco Rivera podrá ver a su hija los fines de semana alternos, en vacaciones así como en otros días festivos. Además, la sentencia establece la opción de que Tana pueda pernoctar un día entre semana en la casa paterna, aunque esto es muy improbable puesto que Fran Rivera tiene establecido su domicilio habitual en Sevilla mientras que la niña vive en Madrid.

Por otra parte, en el caso de que Tana esté con su padre o le toque estar con él y quiera hacer un cambio de planes, el exdiestro deberá avisar con, al menos, 24 horas de antelación.

En el verano de 2012 Fran Rivera solicitó la custodia de su hija Tana alegando que la niña quería vivir con él en Sevilla, algo que enturbió la buena relación que hasta entonces mantenía con su exmujer, la duquesa de Montoro, y también rompió la excelente relación que mantenía con la abuela materna de Tana, la duquesa de Alba. La vista oral tuvo lugar en enero de 2013 en el Juzgado de Familia número 75 de Madrid, el mismo que llevó su divorcio en 2002.