Las divas de Mario Vaquerizo: Carmen Sevilla

​Recordamos la trayectoria de Carmen Sevilla. Su vida, sus amores y su sentido del humor hicieron de esta mujer una de las estrellas más importantes de España.

Mario Vaquerizo y Carmen Sevilla

Carmen Sevilla nació en el seno de una familia de clase media sevillana. Desde muy pequeña tuvo clarísimo que quería ser una "bailarina de postín". Y lo consiguió, entre otras cosas, gracias a las labores de su padre, que había escrito alguna que otra canción para Estrellita Castro, quien tras conocer a la niña, ya instalada en Madrid, decidió "secuestrarla" para su cuerpo de baile. Debutó en el Teatro Calderón y años más tarde ya cantaba. Era cuestión de tiempo. De ahí hizo sus primeras apariciones en cine hasta que la descubrieron para interpretar junto a Jorge Negrete "Jalisco canta en Sevilla", que la llevó directamente al Olimpo.

Y es que no hay que olvidar que Carmen Sevilla tiene a sus espaldas una filmografía más que digna, con más de sesenta películas en la que prácticamente en todas ha sido la auténtica estrella. Mujer tenaz y trabajadora, con las ideas muy claras y una personalidad aplastante, como demostró cuando se permitió el lujo de rechazar un contrato con la mítica productora Paramount, que en los sesenta le ofreció un contrato en exclusiva por cinco años. Eso fue tras su estelar participación en "Rey de Reyes". Su incursión en el ámbito más hollywoodiense está plagada de anécdotas relacionadas con actores como Yul Brynner o Sinatra, que bebían los vientos por la sevillana. Más tarde declararía que prefería al segundo, ya que le mandaba todos los días rosas rojas a su suite del lujoso Hotel Beverly Hills.

Su España
Pero ella, sin dejarse impresionar, prefería su España natal, que nunca abandonó y donde trabajó sin parar. Tras un par de romances que no llegaron a buen puerto, su primer matrimonio llegaría de la mano de uno de los mejores compositores que ha dado este país: Augusto Algueró, con el que tuvo su único hijo, Augusto, y con el que asentó su faceta de cantante. Además, también fue pionera en el mundo de la publicidad en una España donde hasta esto era algo novedoso; anuncios como el de "Coca Cola" y "Familia Phillips" dan prueba de su buen hacer.

Siguió trabajando en el cine adaptándose a las imposiciones de los nuevos tiempos, en lo que se vino a llamar "el destape". Algo que siempre agradeceré de por vida, ya que es en esa época donde "La novia de España" alcanza su plenitud física. Guapa y madurita a rabiar, como lo demuestra en "Enseñar a un sinvergüenza" o "Un adulterio decente", que le traen más de un disgusto con su marido.

Se separó y conoció al amor de su vida, Vicente Patuel. Un amor en toda regla que la llevó a aparcar de forma voluntaria su carrera artística en el año 1978 con la cinta "Rostros". Una decisión pensada que, como más tarde declararía: "Del cine me retiré como Grata Garbo: joven, guapa, maravillosa…".

Hubo que esperar hasta el año 1991 para que la Sevilla volviera por la puerta grande, y así lo hizo de la mano de Telecinco cuando le propusieron presentar el ya mítico "Telecupón". Ver a Carmen Sevilla a diario dando rienda suelta a su gracia, su aplastante espontaneidad y sus limitaciones televisivas ha sido de lo mejor de la historia catódica en este país.

Ella consiguió de sus limitaciones hacer un estilo propio, único y original. Porque de tonta no tiene un pelo. Algo que llevó a todos lados, desde la publicidad de joyas, a sus entrevistas en los medios o en aquella ocasión cuando los jueces la llamaron a declarar por un asunto relacionado con las ayudas que percibía de la Unión Económica Europea para su finca de Herrera de Duque (Badajoz). Cuando le preguntaron si sabía qué eran las nuevas ordenanzas como la modulación, ella ni corta ni perezosa contestó: "Me suena al moldeado de la peluquería". O la pregunta "¿Qué es una caza-prima?", a la que su respuesta fue: "Mire, la única prima que tengo está en Sevilla".

Podríamos seguir enumerando más programas: "Cine de barrio"... Más series: "Ada Madrina"... Más genialidades como el consultorio sentimental que presentaba en la Cope, pero no hay espacio.

Desgraciadamente, la enfermedad del Alzhéimer se ha apoderado de la "Carmen de España". En los últimos cuatro años, ha ido olvidándose del mundo y de ella misma, algo que jamás nos va a pasar al resto de los mortales porque es imposible olvidarse de una artista como Carmen Sevilla.

Publicidad

La más guapa

Sin duda, Carmen Sevilla ha sido una de las actrices más prolíficas de nuestro país. Su incuestionable belleza, junto a sus dotes interpretativas, unidas a su faceta de cantante la llevaron a cosechar exitazos de taquilla con películas como "La Revoltosa" junto a Toni Leblanc, así como coproducciones en México con un enamorado Luis Mariano o su aparición en "Rey de Reyes" dando vida a la María Magdalena más guapa de toda la historia.

Inocencia y sensualidad

Tras su visita a las tropas españolas en la guerra de Ifni se alzó con el título de 'La Novia de España'. Razón no le faltaba.

Publicidad

Amigas con arte

Trío de ases: Sara, Lola y Carmen. Siempre se ha llevado bien con todas sus compañeras de profesión, salvo alguna que otra trifulca con la Montiel. Carmen tuvo predilección por Lola Flores.

El cine

En actitud cariñosa, coqueta y sensual con el genial José Luis López Vázquez, con el que compartió protagonismo en varias películas como 'El apolítico', 'Nosotros los decentes' y la archiconocida 'No es bueno que el hombre esté solo'.

Publicidad

Idas y venidas

Junto a su primer marido, Augusto Algueró, demostrando que eran el matrimonio yeyé por excelencia. Una unión que estuvo marcada por continuas idas y venidas. Sin embargo, tras su separación, consiguieron mantener una excelente relación.

Erótica

Convertida en una gladiadora futurista, Carmen muestra su potencial erótico y sexy en una época, la de los setenta, que ella misma calificó de 'Operación destape' al interpretar películas en la línea que más se estilaba por entonces.

Publicidad

Espontánea

El programa 'Telecupón' la devolvió de forma magistral al éxito más absoluto. Sin ser consciente, creó una nueva forma de hacer televisión basándola en su espontaneidad, despistes y gracias acuñando términos como "el cuponsito" que han pasado a la posteridad.

México lindo y querido

Con Mario Moreno Cantinflas. El día que la conoció cayó rendido a sus pies y le regaló un anillo de brillantes "descomunal" que rechazó por recomendación de Lola Flores, ya que ella tenía que dejarle muy claro al actor que era una 'chica de bien'. Con el paso del tiempo, Carmen ha declarado que fue su amor platónico.

Publicidad

La novia más guapa

El día de su boda con el compositor Augusto Algueró. El enlace se celebró en la basílica de Nuestra Señora del Pilar. Para la ocasión, la novia lució un espectacular vestido firmado por Pertegaz con una cola de más de siete metros. Guapa y radiante va la novia.

La lucha contra sus kilitos

Clases de aeróbic para conseguir estar en forma y lucir un cuerpo diez. Carmen ha luchado siempre para que esos kilitos de más no se instalen de por vida, y para ello no le ha importado hacer todo tipo de 'sacrificios', ya sea en el gimnasio o en clínicas de adelgazamiento.