Raquel Sánchez Silva disfruta en Sotogrande de su primer verano como mamá

La presentadora y su pareja, Matías Dumont, pasan el verano con sus mellizos en la exclusiva localidad gaditana.​

Raquel Sánchez Silva con sus hijos en Sotogrande, Cádiz

La popular presentadora Raquel Sánchez Silva y el padre de sus hijos, el productor Matías Dumont, que viven su primer verano como papás de dos preciosos mellizos, se relajan con el clima, la tranquilidad y los torneos de polo de la conocida urbanización gaditana de los famosos de Sotogrande.

Publicidad

Primer verano como mamá

El próximo 21 de septiembre los mellizos de Raquel Sánchez Silva, Bruno y Mateo, cumplen su primer año de vida, por lo que este verano es el primero de sus cortas vidas. Es por ello que la presentadora no ha querido viajar y estas vacaciones estivales las pasa en España, para las que ha elegido Sotogrande en Cádiz.

Sonriente y feliz, así se muestra la extremeñana, pues con sus hijos ha hecho realidad el gran sueño de su vida: ser mamá.

Raquel y Matías, una feliz pareja

Raquel disfruta de Sotogrande con sus retoños y su pareja y padre de los mellizos, el productor argentino Martías Dumont, fundador y dueño de una productora.

La pareja se conoció hace casi tres años durante la grabación del programa 'La incubadora', en el que colaboraba la productora audiovisualde él, Antiestático. Desde entonces son inseparables y han creado su propia familia.

Publicidad

Completamente recuperada y feliz

En menos de un año, Raquel ha recuperado por completo su figura. La presentadora siempre ha sido muy delgada, pero ya no queda ni rastro del doble embarazo que vivió el pasado año.

A sus 43 años, la presentadora está más guapa y feliz que nunca. Definitivamente atrás quedó también ya la extraña y dolorosa muerte del que fuera su marido,el cámara italiano Mario Biondo, que se quitó la vida en 2013.

Tranquilos paseos y a ver el torneo de polo

Raquel y Matías aprovechan su estancia en Sotogrande para pasear con sus mellizos, a quienes llevan en un carrito gemelar, en esta ocasión mientras acudían a ver el tradicional torneo de polo que cada verano se celebran en esta exclusiva urbanización gaditana.

Publicidad

Logra encauzar su vida pese a la tragedia vivida

Tras años de dolor por la muerte del que fuera su marido, Mario Biondo, todavía más traumáticos por el enfrentamiento con la familia de su esposo, por fin Raquel vive un periodo tranquilo y sereno. En su rostro se aprecia que en este instante de su vida las cosas ha retomado su cauce, aunque la tragedia que ha vivido nunca podrá olvidarla.