Joaquín Prat: "Con Yolanda he aprendido lo que es el amor de verdad"

El presentador, un "feo muy atractivo" en palabras de Yolanda, abre su corazón a Rosa Villacastín.

Es un feo muy atractivo en palabras de Yolanda, su mujer. Joaquín, un presentador al que le salieron los dientes oyendo hablar a su padre de las excelencias de la profesión, de la suya y de la de él, pues no en vano es hijo de uno de los grandes comunicadores que ha dado nuestro país, del que ha heredado la simpatía, la humildad y el respeto por las cámaras y los micrófonos.

Publicidad

"Sustituir a Ana Rosa es muy difícil y gratificante a la vez"

Joaquín, ¿cómo es su balance del verano?
Profesionalmente, excelente, inmejorable diría, ya que hemos seguido siendo líderes de audiencia, al igual que cuando presenta el programa Ana Rosa. Y en cuanto a la actualidad ha sido muy apasionante por el momento político que nos está tocando vivir, metidos como estamos en una campaña electoral perpetua que pareciera que nunca se va a terminar.


¿No le da vértigo que esa empatía entre el público y ustedes pueda acabarse?
Está claro que sí, de ahí que sustituir a Ana Rosa sea tan difícil y tan gratificante a la vez, pues no hay que olvidar que se trata de un magazine que dura cuatro horas en las que se tocan todos los temas, también las entrevistas, uno de los géneros más difíciles que hay cuando a quien tienes delante es un político con el culo "pelao" a la hora de salirse por la tangente cuando no quiere contestar preguntas comprometidas.

"Ocho temporadas con Ana Rosa es un récord porque meter la pata es muy fácil"

Entonces, ¿satisfecho del resultado?
Muy orgulloso, porque los premios en televisión te los da la audiencia, la empatía que tengas con el público, tanto en la calle como en las redes sociales, y lógicamente el sueldo. Ocho temporadas con Ana Rosa, es un récord porque meter la pata es muy fácil y, seguramente, yo la he metido muchas veces, pero en esto el sentido común es el que te marca el camino.


¿Siente mayor responsabilidad cuando aborda temas políticos que del corazón?
Es lógico porque la repercusión es mayor dependiendo de quién hablemos o a quién critiquemos, entre otras razones porque muchos de los que aparecen en la crónica social viven de esto, o comercian con su vida, con todo el derecho del mundo, yo en eso no me meto. Dentro de los que comercian, los hay que lo hacen descaradamente y otros que resultan hasta simpáticos.

Publicidad

"Alessandro no me ha contado que se ha acostado con Olvido"

¿En qué grupo incluiría a Lequio?
Cuando saltó el escándalo de Olvido le hicimos una entrevista y le preguntamos todo lo que creíamos que había que preguntarle, ahora bien, en el plano más personal quiero dejar claro que en este tema no soy imparcial porque tengo una muy buena relación con Alessandro. Y así lo dije ante la cámara porque creía que era algo que tenía que saber el espectador.


¿Cuál de los dos cree que miente?
Olvido, porque a mí no me ha contado Alessandro que se hubiera acostado con ella, claro que si me lo hubiera contado, no lo diría.


Vaya dilema que tiene usted.
Te digo una cosa, en este tema algunos han caído en el machismo más recalcitrante con Olvido a la hora de enjuiciarla. Ahora bien, ella sabe dónde está metida, por eso no puede quejarse de que se metan con sus hijos, la primera que tiene que protegerlos es ella.


¿No se siente incómodo cuando abordan estos asuntos?
No, yo sólo me siento incómodo cuando entre compañeros se faltan al respeto o llegan al insulto, ha ocurrido pero muy pocas veces porque el tono que nosotros empleamos no es el del enfrentamiento.

"La información política se ha "salvanizado" en este país"

¿Qué le parece que los debates políticos se frivolicen tanto?
Eso es porque la información política se ha "salvanizado" en este país, ya que es la única manera de que el ciudadano no se aleje más de su clase política. No es malo, salvo que se entre en las descalificaciones personales.


¿En el fútbol ocurre otro tanto?
Con el fútbol el enfrentamiento es mayor. Aunque la crisis y la indignación de la gente es lo que ha crispado más los debates. A mí, personalmente, me escandaliza que un jugador pueda ganar lo que ganan algunos, pero también es cierto que es mucho lo que generan, gracias a lo cual viven muchas familias.


¿Por qué dejó la información deportiva en la SER?
Porque no había un termino medio entre llevar una vida ajetreada profesionalmente y tener tiempo para mi familia.

Publicidad

"Dejé la SER porque quería recuperar mi vida"

Explíqueme eso.
Yo trabajaba de lunes a viernes, desde las siete y media a la una y media en el programa de Ana Rosa, en la radio los martes, miércoles y jueves transmitiendo las competiciones europeas hasta las once de la noche, y sábados y domingos desde las dos hasta las doce y media. Con estos horarios no me daba tiempo de estar con mi mujer ni ver a mis hijos. He pagado un alto precio personal por estar en 'Carrusel Deportivo'.


¿Intentó gestionar con su pareja ese problema?
Claro, hay una imagen que no me quitaba de la cabeza, salir de casa dejando a mi mujer con el niño en brazos, o los sábados y domingos yéndome a trabajar y cuando volvía que todos estuvieran durmiendo. Eso es algo que te va minando porque afecta a tu vida de pareja, a tu relación con tus hijos, porque yo tengo tres mayores y uno de 16 meses.


¿Siente que se ha perdido cosas importantes de su crecimiento?
Por supuesto, fue la razón por la que tuve que decir en la SER que quería recuperar mi vida, y lo entendieron. Es cierto que lo hice sabiendo que me habían renovado mi contrato con Telecinco, lo que me da mucha estabilidad profesional.


¿A quién escuchará este año, a Manu Carreño o a José Ramón de la Morena?
A quien esté en la SER, una emisora en la que yo he trabajado nueve años con Iñaki Gabilondo. Cuando mi padre se fue de la SER lo hizo por la puerta de atrás, y siguió escuchando esa emisora hasta que murió.

"No intento imitar a mi padre, pero no se puede luchar contra los genes"

¿Cómo fue su infancia con un padre tan omnipresente?
Muy feliz, porque él se proponía lo que yo he tratado de conseguir. Más importante que la cantidad de tiempo es la calidad que les das a tus hijos, a tu mujer, a tu familia. El tiempo que nosotros pasábamos con él era muy enriquecedor.


Sus padres estaban muy enamorados.
Mucho, vivieron juntos veinticinco años y tuvieron cuatro hijos, pero ella se quedó viuda muy joven, y ahora ejerce de abuela, es feliz. Ojalá mi padre hubiera podido conocer a sus nietos, a los de mis hermanas y al mío, porque se parece mucho a mí y yo mucho a mi padre. Sé que hubiera sido un gran abuelo, como fue gran padre.


¿A cuál de los dos se parece más usted?
A mi padre, no intento imitarle pero no se puede luchar contra los genes. No sabes la de veces que pienso en él, en si le gustaría lo que hago y cómo lo hago, sin que eso suponga que me sienta presionado por llevar su apellido.


¿Les ha penalizado la fama de su padre?
A nosotros no, pero ahora es más complicada de llevar por las nuevas tecnologías.


¿Qué recuerdo guarda de su padre?
Era un tío que vivía por y para su familia, el espejo en el que me miro. Le recuerdo siempre sonriendo, muy cercano. Yo llevo su ausencia muy mal, por eso entiendo muy bien a María Teresa Campos y a Terelu.

Publicidad

"Ana Rosa es la reina de las mañanas, una gran amiga y la madrina de mi hijo"

¿En qué sentido?
Yo he podido abrirme camino sin que la sombra de mi padre fuera tan alargada como lo sería si estuviera vivo. Ojalá viviera pero no ha sido así. Se lo decía a Teresa, por eso intento ponerme en la piel de Terelu. Tener una madre con tanta personalidad no facilita las cosas.


¿La admira?
Sí, pocas mujeres han conseguido lo que ella en este país y en esta profesión, la única Ana Rosa. Y eso le puede haber perjudicado a Terelu, o beneficiado, no sé.


Joaquín, ¿la conciliación es un problema para los hombres?
La conciliación me parece una utopía. Para las mujeres, porque si piden horario reducido les pueden hacer la vida imposible o les bajan el sueldo. Ser madre penaliza en las empresas, eso no ocurre con los hombres.


Hay tres mujeres de gran influencia en su vida. Una, su madre.
Ella me ha educado en el esfuerzo. Su lema podría ser: nadie te regala nada.


Ana Rosa.
Es la reina de las mañanas, la jefa sin parecerlo, la admiro porque trata a todos por igual. Gran amiga y madrina de mi hijo.

"Con mis hijos he descubierto el amor con mayúsculas y el amor de pareja"

Yolanda, su mujer.
Con Yolanda he aprendido lo que es el amor de verdad. Ella me ha permitido ejercer de padre durante siete años con tres chavales que son mis hijos, y me ha regalado en un acto de generosidad y sin necesidad de volver a empezar, a nuestro hijo Joaquín.


¿Qué sentimientos ha descubierto?
Un amor que no conocía, algo difícil de describir si no eres padre. Con mis hijos he descubierto el amor con mayúsculas y el amor de pareja.


¿Cómo es él?
El juguete de la casa, un regalo de la naturaleza, un pájaro de cuidado, de ojos azules, un Sansón al que no queremos cortar el pelo, porque tiene unos rizos preciosos, muy parecido a mí. Es un niño feliz que nos ha traído mucha felicidad.

Publicidad

¿Quién es él?

Nació: El 17 de abril de 1975, en Dinamarca. Es hijo del popular presentador Joaquín Prat y de la danesa Marianne Sandberg, que tuvieron cuatro hijos.

Estudios: Cursó Periodismo alcanzando la licenciatura en la Universidad Europea de Madrid, tras abandonar la carrera de Ciencias Económicas en la Universidad Complutense de Madrid.

Actividad profesional: Inicia su andadura profesional en la radio, en el programa de Iñaki Gabilondo "Hoy por hoy", de la Cadena Ser. Pero es en televisión donde ha conseguido mayor popularidad. Primero en Localia, del grupo Prisa, y más tarde en Cuatro, donde compartió plató con Raquel Sánchez Silva en el programa "Visto y oído". Ha presentado el reality "Campamento de verano". También ha presentado el especial Nochebuena y Nochevieja de Tele 5, junto a Paz Padilla. Y "Carrusel deportivo", de la Cadena SER. En 2009 fichó por el programa de Ana Rosa Quintana, donde permanece.

Familia: El 14 de abril del 2015 nació su primer hijo, fruto de su relación con Yolanda.

Su foto favorita

"Me encanta esta foto porque estamos los tres: Lola, la perrita de mi mujer, que parece que está paseando a mi hijo, y mi hijo que me pasea a mí".