Pilar Rubio salta al vacío desde un cuarto piso

Son amigos, pero cualquiera lo diría por los retos que el presentador Pablo Motos pone cada semana a la novia de Sergio Ramos.

La presentadora no deja de sorprendernos. Después de estar más de un minuto y medio bajo el agua aguantando la respiración, esta semana a Pilar Rubio le ha tocado saltar al vacío desde 15 metros de altura en la sección que tiene en 'El Hormiguero 3.0'. Temblando y casi llorando de miedo, la novia de Sergio Ramos ha superado el reto.

Publicidad

15 metros de altura

Intrépida y valiente, Pilar Rubio se ha superado. Si hace unas semanas superaba su récord de resistencia bajo el agua, en esta ocasión, Pablo Motos le puso el reto de tirarse al vacío desde un cuarto piso, unos 15 metros de altura, como hacen los especialistas en las películas, y ella lo ha cumplido.

Pilar: "Me tiembla todo"

Después de intentar convencer al presentador de que no era buena idea, finalmente Pilar tiró la casa por la ventana, nunca mejor dicho. "Solo quiero que termine este día. Estoy muy nerviosa, me tiembla todo. Espero que la gente que me quiere no esté viendo esto", dijo momentos antes de saltar al vacío.

Publicidad

Pablo Motos y Miguel Bosé, al rescate

"Desde abajo no acojona tanto, pero desde aquí está muy alto. Pablo no puedo ni ponerme de pie. No tengo el par que hace falta", gritaba Pilar desde el cuarto piso a Pablo Motos y Miguel Bosé, el invitado de la noche.

En su nuevo reto no correrá tanto peligro

Pablo Motos ha decidido dar una tregua a la presentadora y proponerle un nuevo reto más "sencillo", por lo menos no pondrá en juego la vida de Pilar. Se trata de aprender a jugar al billar acrobático con carambolas imposibles.

Publicidad

La propuesta de Miguel

Al ver al invitado de la noche, Miguel Bosé, abrazando a Pilar para darle ánimo, el presentador preguntó que desde cuándo se conocían y ambos respondieron que desde hacía años. A modo de broma, el cantante le dijo a Pilar que saltar al vacío podría no ser el reto más difícil de la temporada y que Pablo podría proponerle "limpiar los dientes a un tiburón blanco".