Cristina Pedroche: "Cada año me siento más sexy"

La presentadora nos ha contado lo sexy que se siente cada día gracias a su actitud y a los piropos de su marido, David Muñoz.

Durante la presentación de la nueva colección de ropa Elogy, “'Sexy Roles'”, la mujer de David Muñoz nos ha confesado ser: “arriesgada, atrevida y salvaje”. Una cuestión de actitud que Cristina Pedroche domina en cualquier situación: “"Me siento sexy hasta con unas zapatillas de deporte y una coleta”".

Publicidad

"No quiero que nada ni nadie me pare"

¿Cómo estás Cristina?
Estoy feliz. Estoy muy cansada, porque vaya 'tute' que llevo pero estoy feliz y eso es lo que importa.


¿Cuáles son tus 'sexy rules'?
La norma para ser sexy es que tu te sientas sexy, que te quieras, que tengas las autoestima alta, que tus defectos pasen a ser perfectos y que si tú te quieres el resto de la gente te va a querer. El problema viene cuando tienes inseguridades y ves cosas donde no las hay, que todas hemos pasado por esas etapas de la vida, y la vida está para disfrutarla y vivirla al máximo. No quiero que nadie ni nada me pare.


¿Tu has llegado al punto de no quererte en algún momento de tu vida?
No, al punto de no quererme no. Creo que eso lo inculcan un poco los padres y yo he tenido una infancia maravillosa, tengo unos padres ideales. Aunque yo a mi madre le decía que era una pesada por llamarme todo el día sabiendo que estaba trabajando, en el fondo yo quiero ser como ella.


"David me dice que soy perfecta a todas horas"

Dices en la campaña de Elogy que eres salvaje, ¿en qué?
En todo. Soy salvaje, arriesgada, atrevida, no me corto ni dejo que me corten.


¿En lo íntimo también eres salvaje?
Soy salvaje para todo, claro.


¿Tú te sientes sexy, eres sexy, has aprendido a serlo...?
Todo un poco. Ser sexy no es cuestión de ropa, que también ayuda, es una cuestión de actitud, de pisar fuerte. También me siento muy sexy con unas zapatillas de deporte y una coleta.


¿Le das unas reglas a David para que sea sexy?
Es que no se puede ser más sexy. Qué regla le voy a dar a ese señor si es la viva esencia de lo que es ser sexy. Es perfecto.


¿Y él te da alguna a ti?
Menos, él dice que soy perfecta a todas horas del día. Eso me gusta mucho que me lo diga porque me levanto con el ojo pegado y me dice: “cariño, es que es el mejor momento del día”.

Publicidad

"No somos celosos, somos muy empalagosos"

Y teniendo a una tía tan cañón, ¿no se pone celoso?
¿Y yo? Tengo al genio de la vida a mi lado. No somos celosos, somos muy empalagosos. Estamos todo el día juntos y no tengo miedo de perderle, ni él a mi porque somos uno.


¿Eres posesiva?
No es una cuestión de posesión es una cuestión de amor. Me parece perfecto las parejas que se van de vacaciones por separado, a lo mejor algún día a mi me apetece, aunque lo dudo mucho. David y yo somos muy empalagosos y eso no es una cuestión de posesión, es una cuestión de empalago.


La manera en que exteriorizas los sentimientos hacia David ha sido objeto de crítica...
Sí, pero porque soy mujer y las mujeres no podemos decir eso. No podemos ser libres. Porque David ha dicho muchas más burradas que yo, pero claro, como es un hombre... David ha dicho que no ha sabido cocinar hasta que no he llegado yo a su vida. ¿Eso es verdad? No. Ya tenía las tres estrellas antes. ¿Es verdad que si yo no tengo a David me muero? Pues a lo mejor.

"Quiero mejorar las Campanadas del año pasado"

Por el comentario de Nuria Roca...
Da igual quién lo haya dicho o de qué boca haya salido. Son las tonterías que empiezan a decir y se hacen más grandes. Y lo mío se hace más grande porque soy una mujer. Parece que las mujeres no podemos decir lo que queramos. Libertad de expresión, por favor.


¿Te viste obligada a dar un paso atrás porque todo se descontrolaba?
No, pero tampoco está bien que te saquen en todos los sitios todo el rato porque la gente dice: “que pesada la Pedroche”. Es que no es una cuestión mía, yo estoy en mi casa tan tranquila y la gente no para de llamarme.


Terceras campanadas.
Otra vez habrá polémica. Seguro.


¿Dará que hablar el vestido?
Hay otros canales en otras épocas que han enseñado más carne que yo y no han hecho mejor audiencia. Cada uno que haga lo que quiera. Yo quiero intentar mejorar lo que ya hice el año pasado.

Publicidad

"No tengo ganas de tener niños"

Con nuevo compañero, Chicote.
Sí. Me ponen un cocinero al lado así que estaré cómoda. Chicote es un amor, me llevo muy bien con él desde que le conozco.


¿Te apetece tener niños?
Ahora mismo no tengo ganas de tener niños porque no tengo tiempo. Casi no lo tengo para tener a David para mi sola, mucho menos compartirlo con un bebé. Yo quiero tener un bebé para dárselo todo y cuidarlo al 100%.


¿Cuándo te propones ser madre?
Yo siempre he dicho que a los 30 pero ahora tengo 28, lo veo cada vez más cerca, y ya pienso: “¿y si lo retraso a los 32? No sé. Soy joven todavía. Lo que pasa es que ahora estoy viajando todos los fines de semana a Londres y yo no quiero que me lo cuide mi madre o mi suegra.

"No puedo comer más, ni mejor"

También viajas a Londres a controlar que todo vaya bien en el restaurante.
Voy a trabajar, no a controlar. Yo no cocino pero estoy con las comandas, vigilo que la gente esté sentada en el sitio que tiene que estar. Algo tan simple como “'Oye que falta papel higiénico”'.


Estando tanto tiempo juntos, ¿no acabáis discutiendo?
Quiero más. Es que es absurdo pelear, que no hay que pelearse. Yo soy muy tranquila en ese aspecto, sólo discuto con mi madre y cada vez menos porque no tengo casi tiempo para estar con ella como para discutir.


Estás mas delgada, ¿tu madre te dice que comas más?
No puedo comer más, ni mejor. Si que es verdad que desde que estoy con David no como comida basura. Como mucho mejor.

Publicidad

"Sólo he perdido 3 kilos"

Osea qué no has hecho ninguna dieta...
No, no he hecho ninguna dieta de 1200 calorías ni esas tonterías. Esto nace porque fui al Festival de Vitoria y dijeron que allí me vieron comiendo espárragos. A mí lo que me gusta es la comida de mi marido y me pido lo más básico porque no me gusta que investiguen conmigo. Sólo dejo investigar a mi marido. Estoy en tres programas a la vez, no paro de viajar. Mi metabolismo está en un momento de quemarlo todo. Pero he perdido sólo 3 kilos.


Ana Simón también ha bajado de peso considerablemente, ¿tú como la ves?
Está ideal, se salta la dieta una vez a la semana pero Ana está bien, come bien. Ana siempre ha sido muy delgada, si no fuera por el pecho parecería un palo. Nadie dice nada de Miki Nadal que es como un acordeón también, unas veces está más gordo o más delgado. Eso no interesa.

¿Crees que le ha afectado?
A Ana para que le afecte algo tiene que ser muy muy personal, de su familia, de sus amigos muy cercanos. Si no, le da bastante igual. Hay que pasar porque si no yo por ejemplo, cada vez que subo algo a Instagram me volvería loca.

¿A ti te afecta?
En el momento claro que me enfada. Y alguna vez entro al trapo pero cuando me hacen unas critica razonada, sí que me gusta contestarles.

¿Te acuestas cada noche pensando que eres muy afortunada?

Sí, me acuesto por la noche pensando 'no puedo estar más cansada”' y luego ya miro a David y pienso que no puedo ser más afortunada. Cuando eres feliz qué más da todo, qué más dan las críticas, que te llamen gorda...

"Cada año me siento mejor y más sexy"

Son las primeras campanadas para Lara Álvarez, ¿qué consejo le darías?
Que se lo pase bien y que no mire si le critican por un lado, por otro, si va muy recatada, si van enseñando mucho.. que haga lo que le de la gana. Que se lo pase bien y que se fíe de Carlos Sobera que es maravilloso. Se lo va a hacer súper fácil.


Este año lo vas a tener como competencia.
Me da pena porque con Carlos tengo una conexión especial y me gusta mucho.


¿Qué ha sido lo mejor del 2016?
Me quedo con que cada año me siento mejor, más segura de mi misma y más sexy. 


¿Qué le pides al 2017?
Que sea igual que este año porque ha sido maravilloso. Sobre todo pido trabajo para mi familia, que tengo muchos que están en el paro y salud. Porque de amor ya estoy servida. No puedo pedirle más porque sería egoísta. Que no me falte lo que tengo.