Esther Arroyo: "He pedido un bailarín para que me ayude a bajar las escaleras"

La ganadora de la séptima gala, Esther Arroyo, nos habla de su quiniela de favoritos, sus problemas con la rodilla y su relación con sus compañeros.

La malagueña se llevó el gato al agua con su interpretación de la cantante de country de los años 30, Patsy Cline y entra en el selecto grupo de los ganadores. Su desparpajo, sentido del humor y esfuerzo le han hecho merecedora del premio. Y por si fuera poco, su maltrecha pierna se ha puesto de su lado.

Publicidad

"Reviso la gala y pienso que yo no tenía que haber ganado"

Fuiste la ganadora en la séptima gala, ¿cómo lo viviste?

Pues sí, ha sido preciosos porque esta canción es la que más he disfrutado. Es de esos temas que te llegan al corazón. Se me queda algo agridulce porque luego reviso la gala y pienso "¡Yo no tenía que haber ganado!"

Imitando a Patsy Cline. ¿La habías escuchado antes?

¡Es country! Es que yo creo que soy la que más temas raros está sacando en esta edición y no sé si es porque soy la mayor del grupo (risas). Está muy biene so de interpretar temas que no está solo en los 40 Principales. 

"Creo que el Jurado no me va a dejar ganar nunca"

¿Qué ha valorado en ti el jurado?

Pues un poco de todo. Me pusieron buena puntuación pero no olvidemos que gané gracias al público. Pero sinceramente yo creo que el Jurado no me va a dejar ganar nunca (risas). 

¿Te esperabas esta victoria?

Pues no, porque lo he hecho con una canción poco popular y lenta, que no suele resultar muy vistoso. Y además sabiendo que estaba Beatriz Luengo que bordó su tema en la parte vocal pero también en el baile. 

Publicidad

"Nos llevamos muy bien, nos ayudamos, nos volcamos los unos con los otros"

¿Es una recompensa a tanto esfuerzo?

No sé si es una recompensa pero lo cierto es que en el descanso de la gala el público se volcó conmigo. La recompensa nos la merecemos todos. 

¿Qué te han dicho tus compañeros?

Ellos ya me decían durante la gala que tenía que ganar esta semana. Mi relación con todo el equipo es espectacular. Nos llevamos muy bien, nos ayudamos, nos volcamos los unos con los otros. Más que hermanos, parecen mis hijos. 

"Me cuesta más cantar en castellano, escucho poca música española"

Llegados a este punto y tras siete galas, ¿Qué balance haces?

Es todo positivo.  El otro día me preguntaba mi marido.  '¿Si el programa durara un año, te quedarías?'" y dije que sí con los ojos cerrados. Sería la mujer más feliz del mundo. 

Has interpretado a Mick Jagger, Fairground Attraction, Chrissie Hynde, Julieta Venegas o Grace Jones. ¿Con cual de quedas?

Con la cantante de los Pretenders. Ese sí que fue un premio para mí.

¿Y la que menos te ha entusiasmado?

Julieta Venegas. Pero espero que no se ofenda, es que me cuesta más cantar en castellano, escucho poca música española. 

Publicidad

"En un par de ocasiones he estado a punto de caerme por las escaleras"

¿Cómo se está portando tu pierna?

Pues acabo de pedir a la dirección del programa que me ponga un bailarín para que me ayude a bajar las escaleras porque al salir de ascensor lo paso mal. El día de las grabaciones mi pie llega muy justo, ya me duele. Se me sale un hueso que me tienen que recolocar cada dos por tres y si me pinza el nervio la paso fatal. 

En un par de ocasiones he estado a punto de caerme por las escaleras porque pierdo el equilibrio. ¡Voy a bajar las escaleras como una reina! (risas). 

"Blas es el que más posibilidades como cantante e imitador tiene"

Hace poco nos contaste que Blas era tu favorito. ¿Lo mantienes?

Sí, creo que es el que más posibilidades como cantante e imitador tiene aunque hay otros por detrás que van muy fuertes: Beatriz como cantante y Juan como imitador. 

¿Cómo se está portando el Jurado contigo?

Algunas veces comparto su criterio y otras no tanto pero es todo un juego. Eso sí, estoy enfadada con alguno porque le dan demasiada caña a Rosa. Una cosa es que nos hagan comentarios y otras que nos traten como a niños (risas).