Luis Merlo se defiende de las críticas por su peso

El actor visitó 'El Hormiguero' para presentar su obra de teatro, 'El test', junto a Antonio Molero.

El actor visitó 'El Hormiguero' para presentar su obra de teatro, 'El test', junto a Antonio Molero.

Publicidad

Luis y Antonio visitan a Pablo Motos

Los actores acudieron a 'El Hormiguero' para presentar su obra de teatro, 'El test', una divertida comedia dirigida por Alberto Castrillo-Ferrer.

Nada más llegar al plató, Pablo Motos le preguntó a Luis cómo se encontraba tras su paso por el hospital en verano.

Publicidad

"Un sustillo de esos que te da la vida"

Merlo, con su habitual humor respondió: "Tuve un no se qué pero ahora tengo un no sé cuál. Estuve en urgencias pero porque tenía muchísima prisa. Nada, un sustillo de esos que da la vida. ¡Estoy lozano!, ya me ves".

Publicidad

Responde a las críticas

Sus últimas palabras fueron un mensaje hacia todas las personas que por redes sociales le han criticado por su aumento de peso. Sin embargo, el intérprete se lo toma con humor y a palabras necias...

Publicidad

Ingresado por un episodio de insuficiencia respiratoria

El pasado 12 de julio salió a la luz la noticia de que Luis Merlo se encontraba ingresado en Urgencias, concretamente en la Unidad de Cuidados Intensivos de un hospital ubicado al norte de Madrid con pronóstico reservado. Más tarde, la familia explicó que se trataba de "un episodio de insuficiencia respiratoria".

Tres días después, Luis agradecía todo el cariño recibido durante su hospitalización: "No tengo palabras para agradecer tanto cariño. Estoy bien, toca descansar para en breve cumplir mis compromisos profesionales. Os quiero, gracias de corazón ❤️".

Publicidad

A Antonio Molero le dieron por muerto

Una vez aclarado el estado de salud de Luis, Antonio Molero explicó que a él le dieron por muerto este verano: "Me dieron por muerto y estaba muy vivo. Hay que ser riguroso con estas cosas. Yo estaba grabando en 'Amar es para siempre', cortaron para comer y cuando cogí el móvil tenía un montón de llamadas, muy raras".

Publicidad

"No tienen ni puta idea de lo que pueden perjudicar a alguien"

"Una amiga mía me llamó y se echó a llorar. Acababa de salir la noticia en un portal de internet impresentable. Fue muy desagradable y, claro, después te ríes. Hice el 'cortafuegos' familiar enseguida, así que nadie de mi familia se enteró afortunadamente", continuó explicando.

Además, quiso dejar claro que hay "bromas", por llamarlas de alguna manera, que no tienen ninguna gracia: "No tienen ni puta idea de lo que pueden perjudicar a alguien. No saben lo desagradable que puede llegar a ser una cosa así".