'Gran Hermano Revolution: Última hora'

Conoce los hechos más significativos acaecidos durante las últimas horas en la casa más famosa de Guadalix de la Sierra.

Los 'grandes hermanos' se han mojado y han tenido que desvelar el nombre de la persona que no quieren que gane el concurso.

Publicidad

Todo el día pegados al teléfono

La prueba semanal ha traído grandes momentos a la casa de Guadalix. Los concursantes se han tenido que enfrentar a la tradicional prueba del teléfono, donde tienen que llamar a países de todo el mundo con el objetivo de que les digan alguna frase en español. En este caso se trataba de "Feliz Navidad", probando en lugares como Filipinas, San Marino o Suecia.

Precisamente, en este último país Christian tuvo la suerte de dar con una persona que conocía bien de cerca la lengua de Cervantes. "Era más española que el jamón serrano, decía la zeta y todo", apuntó en el 'confe'.

Publicidad

Prueba superada

Tras la ardua tarea, el Súper les ha comunicado si superaban la prueba o no. "¿Estáis preparados para conocer la resolución de la prueba? Pues meteros todos en el teléfono. Habéis estado llamando a 24 países para felicitarles la Navidad. Teníais que conseguir que os contestaran en español en, al menos, 20 países y habéis conseguido que os contestaran en 24. ¡La prueba sí está superada!", anunció.

Publicidad

Rubén le tiene ganas a Hugo

Rubén tiene ganas de batirse en duelo con Hugo. "Todos piensan que me marcho yo. Creo que me quieren castigar por el distanciamiento de Hugo", aseguró el joven en la radio.

"Siento que quería competir conmigo, así que ahora soy yo el que quiere competir con él… Me jode un montó estar así con él, aunque agradezco haberme dado cuenta de cómo es", añadió antes de indicar que le encantaría que saliera de una vez por todas el uruguayo de la casa.

Publicidad

Hugo: ''Yo no le he dado ninguna puñalada''

Por su parte, Hugo, que sigue sin entender la actitud del que fuera su amigo, señala que también le gustaría verlos desfilar por la puerta de salida. "Si saliera antes que Miriam o Rubén me sentiría decepcionado", sentencia. "Yo no le he dado ninguna puñalada, ni un mal comentario".

Publicidad

Miriam, sobre Yang: ''No me gustaría que ganara''

La manía de Yang de quedarse con todas las fotos, las incongruencias sobre lo que entiende y lo que no y las mentiras, que, según sus compañeros, dice, han llevado a muchos a desconfiar de ella.

Tanto es así que su mejor amiga en la casa, Miriam, no se esconde en dejar claro que no quiere que la de Lanzarote se lleve el maletín: "Me gustaría que llegara a la final, pero no me gustaría que ganara".

Publicidad

La nueva Yangyang

Sin embargo, muchos coinciden en que en estas últimas semanas su actitud ha cambiado y se muestra mucho más natural. "Está más espabilada, contesta más a la gente… Su actitud no concuerda con la que ha tenido en todo el concurso", apunta Rubén.

A su vez, Carlos asegura que le cae mejor porque la ve más auténtica: "Es mucho más sincera, más salvaje, pero esta no es la Yang que ha habido en todo el concurso".

Publicidad

Conocen los porcentajes ciegos

El próximo jueves saldrán los tres concursantes menos votados por la audiencia, que se quedarán a las puertas de la gran final.

Durante el 'Última hora' presentado por Sandra Barneda, los 'grandes hermanos' conocieron cómo estaban en ese momento los porcentajes provisionales. "¡Está más vendido el pescado! ¡Qué barbaridad!", exclamó Christian al ver que uno de los siete atesora más del 40% de los votos. ¿Quién será?

Publicidad

¿Quién no quieren que gane?

Además, durante el programa se les pidió a los concursantes que dijeran el nombre de aquella persona que pensaban que no se merece llegar a la final.

Como era de esperar, Miriam y Rubén dijeron el nombre de Hugo. "Me falló de manera estrepitosa en esta casa... Tiene una de las cosas más feas que pueda tener una persona que es ser desagradecido", afirmó la gallega.

Publicidad

Miriam no se merece ganar

Por su parte, Hugo, Christian y Pilar se decantaron por nombrar a Miriam, excusándose en que no les parecería bien que fuera la ganadora ya que estuvo tres semanas fuera de la casa. "Ella estuvo fuera y creo que no debería estar aquí", explicó el uruguayo. "Ya me gustaría haber estado todo el tiempo que habéis estado vosotros dentro del concurso", replicó la gallega.

Además, Yangyang señaló a Rubén sin dar muchas explicaciones y Carlos nombró a la asiática. "Contigo tengo una relación amor-odio… Tu paso por el programa me ha parecido el más incoherente", añadió.