Tamara Gorro y Ezequiel Garay, felices con su hijo Antonio

La pareja posa con el pequeño antes de marcharse a casa tras la llegada del nuevo miembro de la familia.

Tamara Gorro y Ezequiel Garay posan felices con el pequeño Antonio tras abandonar la clínica donde la presentadora ha dado a luz.

Publicidad

Embelesados

Así de embelesados se mostraban Tamara y Ezequiel con su pequeño Antonio cuando abandonaban la clínica donde vino al mundo el pequeño.

Para Tamara era una de las mejores noticias que podía dar. "Os decía que estoy bastante delicada, ya que tengo anemia y la recuperación está siendo más lenta. Pero con un buen control rápidamente estaré recuperada. Estando juntos los cuatros cuatro me recuperaré inmediatamente", ha compartido ella en las redes.


Publicidad

Ella muy débil

Tamara sufría una fuerte anemia a consecuencia del parto como ella misma había contado en sus redes. Era Ezequiel Garay, su marido, quien sostenía al bebé. Puede ser debido a que la influencer estaba aún muy débil. "Papá gracias, porque sin ti nada nada hubiese sido posible, TE AMO", le dice al futbolista a través de sus redes.

Publicidad

Un padrazo

Ezequiel posaba sonriente y feliz con el pequeño Antonio. El futbolista es todo un padrazo, como ya ha demostrado con su hija mayor, Shaila, que nació a través de gestación subrogada.

Publicidad

El príncipe de la casa

Antonio ha sido un bebé muy deseado por la pareja, que siempre ha deseado aumentar la familia. Tamara y Ezequiel, que ya son padres tras una gestación subrogada, ha logrado su sueño de aumentar la familia. Además, tras muchos intentos fallidos, Tamara logró quedarse embarazada.