Funeral de Carmen Franco

Familiares y amigos despiden a la única hija de Franco, cumpliendo su última voluntad.

En la Catedral de la Almudena, la hija de Francisco Franco descansará en la cripta familiar.

Publicidad

Se cumple su último deseo

Carmen Franco falleció  a los 91 años en su domicilio del barrio de Salamanca en Madrid. Un día antes, Carmen recibía la extremaunción en su casa y la visita de la mayoría de sus familiares que quisieron despedir en vida a la única hija de Francisco Franco. 

'Nenuca', como la llamaban cariñosamente, ha sido incinerada este sábado y  será enterrada en la Almudena en la cripta familiar junto a su marido, el Marqués de Villaverde, quien falleció en 1998 por una hemorragia cerebral.

De esta manera se ha cumplido la expresa voluntad de Carmen Franco Polo, ya que ella quería descansar junto al hombre con el que compartió 38 años de su vida. 

Publicidad

Su hijo Jaime Martínez-Bordiú era uno de los primeros en llegar al tanatorio de Servisa, situado en la carretera de Toledo, donde se han despedido familiares y amigos de Carmen Franco y sus restos mortales han sido incinerados.

Publicidad

Su nieto, Luis Alfonso de Borbón y Margarita Vargas a su llegada al tanatorio para la misa funeral. 

Muy afectados y puntuales, el matrimonio llegaba de la mano.

Publicidad

El nieto de Carmen Franco se ha mostrado muy afectado por la pérdida de su abuela. La hija de Franco era uno de los pilares en la vida de Alfonso de Borbón. 

Publicidad

Familiares y amigos se consuelan mutuamente tras despedir para siempre a Carmen Franco.