Antonio Banderas y Nicole Kimpel, impresionados con 'El caminito del Rey'

Con los cascos reglamentarios y obligatorios para todos los visitantes, el actor y su novia anduvieron los 7,5 kilómetros de esta maravilla paisajística y de vértigo con una sonrisa que no se les borraba del rostro.

El actor malagueña y Nicole Kimpel se muestran impresionados con 'El caminito del Rey'.

Publicidad

Nuestro actor más internacional, Antonio Banderas, pasa cada vez
más tiempo en su tierra natal, Málaga
, donde, además de rodar
recientemente una serie sobre Picasso, está ampliando sus negocios, sobre
todo de hostelería y teatrales.

Las fiestas de Navidad y Año Nuevo fueron una excusa perfecta para que
Antonio regresara a la capital de la Costa del Sol y, con pocas ganas de
irse, ha alargado su estancia hasta mediados de enero con un firme
propósito: recorrer completo el "Caminito del Rey".

Publicidad

No es su primera vez

Banderas ya conoció esta maravilla malagueña poco antes de ser
inaugurado, pero no totalmente, por eso, con los cascos reglamentarios y
obligatorios para todos los visitantes.

 El actor y su novia, Nicole Kimpel,
anduvieron los 7,5 kilómetros de esta maravilla paisajística y de vértigo
con una sonrisa que no se les borraba del rostro. 

Publicidad

Un trayecto de altura

Solo tardaron dos horas en el trayecto, un itinerario que recorre una senda
repleta de cortados de gran altura, altas escaleras, imágenes inigualables y
hasta un puente colgante. 

Antonio Banderas estuvo con algunos amigos, entre ellos el presidente de
la diputación Elías Bendodo, el futuro director del Teatro Soho, Miguel
Gallego, o el hermano del intérprete Javier Domínguez, que iba junto a su
mujer María Ángeles. 

Publicidad

Fin de sus vacaciones

Encantado con esta excursión, que se ha convertido en todo un fenómeno
turístico en Málaga, el intérprete puso punto final a sus vacaciones para
regresar al trabajo, concretamente a Budapest, donde rodará hasta marzo
las secuencias que aún faltan de la serie sobre Picasso.