Terelu Campos se fue de fiesta tras pasar el mal rato de su vida

La colaboradora no tuvo una gran tarde en 'Sálvame' pero, tras pasar un rato poco agradable, decidió echar pelillos a la mar con sus compañeros...

Terelu Campos pasa un mal rato en 'Sálvame'

Publicidad

De fiesta tras una tarde tensa

La última tarde en 'Sálvame' no estaba Terelu con el horno para bollos. Tras el comentadísimo episodio de 'Las Campos' en el que un gigoló se le acercó a su mesa mientras cenaba durante sus andanzas por Miami, la colaboradora no las tenía todas consigo de que aquello no fuera una encerrona, y fue entonces cuando se mosqueó bastante con sus compañeros, en especial con Paz padilla tras un coemntario algo desacertado, pero aún así, más tarde decidió acercarse al teatro Rialto para apoyar a Jorge Javier Vázquez en el estreno de su nueva obra, 'Grandes Éxitos'.

Publicidad

No le gustó nada

A pesar de que Terelu pasó un mal rato en Miami, todo quedó aclarado en 'Sálvame': un joven con más cara que espalda había reconocido, supuestamente, a Terelu durante una cena en un restaurante, y con todo su morro, se le acercó a tirarle los trastos ¡a lo bestia!

Publicidad

''¡No me toques las narices!''

Terelu en seguida se mosqueó, pensando incluso que aquello era una cámara oculta, pero cuando realmente puso el grito en el cielo fue cuando el joven le dijo que la notaba cansada y que si le daba un masaje. "¡No me toques las narices, porque te doy una hostia y te pongo del revés! Vete a tomar por culo, ¡imbécil!", le soltó una hartísima Terelu.

Publicidad

El chico confesó la broma

Al final, toda la verdad salió a la luz en el programa: el joven se puso en contacto con 'Sálvame' para confesar que todo había sido una broma: "Entiendo que se pusiera así. Todo fue una broma. Yo no soy ningún chico de compañía. Soy actor".

Publicidad

El chiste de Paz Padilla le salió caro

Al final, con todo el tema aún candente, al final Terelu tuvo que reírse, pero seguí uhn poco mosca con sus jefes: "Estoy escribiéndole un mensaje a alguien que me lo ha negado hasta la saciedad. Yo le dije 'si es una broma, no me ha hecho gracia', pero es una broma. Prefiero eso a que alguien me entre creyendo que estoy aquí abierta las 24 horas", dijo con humor.

Sin embargo, lo mejor estaba por llegar: la puntilla de Paz padilla, que tampoco le sentó nada bien a la hija de María Teresa Campos: "Ella lo dice, no está de saldo, pero está de oferta", apuntó la humorista, pero el chiste le salió caro: "Mucho cuidado, Paz, que no me hace ni puñetera gracia", dijo Terelu, seria de nuevo. ¡Qué humos!