Renée Zellweger se defiende: ''Estoy contenta de que la gente me vea diferente''

Renée Zellweger ha sido la última víctima de la cirugía estética. A sus 45 años, la actriz estadounidense ha parecido en los premios Elle Woman en Hollywood irreconocible. Ella se defiende: ''Estoy viviendo una vida diferente, más plena y feliz y me emociona que eso se note''.

Lo más popular

Los actores muchas veces tienen que cambiar fisícamente debido a exigencias del guión, en ocasiones tanto que cuesta reconocerles. Otras veces los cambios se producen por gusto y son tan evidentes que los comentarios no se hacen esperar. Éste es el caso de la actriz estadounidense Renée Zellweger, que ha reaparecido en los premios Elle Woman casi irreconocible.

Parece que Zellweger ha sido la última en sucumbir a los estragos de la cirugía estética, ya no queda nada de aquel angelical rostro de "El diario de Bridget Jones". Sin embargo, ella se siente feliz con su nueva imagen y así lo ha defendido a través de la revista "People":  "Estoy contenta de que la gente me vea diferente. Estoy viviendo una vida diferente, más plena y feliz y me emociona que eso se note".

Publicidad

"Mis amigos me dicen que se me ve en paz. Estoy sana", insiste la actriz, que experimentó cambios extremos de peso para encarnar diferentes papeles. "Durante mucho tiempo no lo hice bien, seguí un plan de vida poco realista e insostenible y que no me permitía cuidar de mí misma. En vez de parar para equilibrarme, seguí corriendo hasta que me quedé exhausta e hice malas elecciones sobre cómo encubrir ese agotamiento", ha confesado la actriz.

Lo más popular

Su relación con Doyle Bramhall reconoce que le ha ayudado a encontrar la estabilidad. La ganadora de un Oscar por su papel en la película "Cold Mountain" admite que prefiere llevar una vida tranquila rodeada de su familia y amigos: "Quizás parezco diferente, ¿quién no lo parece cuando se hace mayor? Estoy feliz", ha asegurado la actriz.

Renné Zellweger y Doyle Bramball se conocieron en la Universidad de Austin en 1990 y aunque en esos momentos no surgió el amor, forjaron una gran amistad. Cuando ambos estaban solteros en 2012 comenzaron a establecer más contacto y concertaron una cita, fue en ese momento cuando el amor empezó a aflorar entre ambos y desde entonces forman una pareja feliz y estable. Aunque no suelen acudir a muchos actos públicos, el pasado martes Zellweger se llevó a Bramball a los premios Elle Woman.