Kaley Cuoco, adicta a los sprays nasales

La actriz, que estas Navidades se sometió a una rinoplastia, ha confesado que lo hizo porque su adicción a los sprays nasales le había destrozado el tabique nasal.

Las pasadas Navidades Kaley Cuoco estuvo compartiendo en su Instagram fotos durante su convalecencia tras realizarse una rinoplastia. ''Fue el día después de Navidad y ha sido la peor operación de mi vida. Muy dolorosa'', explicaba. Entonces, se creía que era porque la actriz se quería hacer un pequeño retoque pero no era así.

Una de las protagonistas de la serie ''The Big Bang Theory'' ha confesado durante su paso por el programa de Ellen De Generes que el motivo de su operación era por salud. La actriz se había destrozado el tabique nasal por su adicción a los sprays nasales. ''Llegó un momento en el que cuando lo tomaba no era suficiente y se convirtió en un problema, hasta el punto en que logró destrozar mis senos nasales y tuve que operarme'', ha explicado. ''La gente empezó a decir que me había 'retocado' la nariz, lo cual es muy gracioso, porque si hubiese sido una operación de cirugía estética no me lo habría callado'', añadía.

Publicidad

La actriz, que lo narraba sin perder el humor, contaba: ''Es raro que no haya una fotografía de mi esnifando Afrin''.