Carlota Casiraghi: ''La filosofía es para mí tan importante como el amor''

La hija de Carolina de Mónaco ha descubierto que la hípica no es su única pasión, pues la filosofía también lo es. Se trata de una disciplina que le ha marcado desde pequeña y ahora quiere inculcar en su país. La joven ha afirmado también que cree firmemente en el amor. 

Lo más popular

Carlota Casiraghi, hija de la princesa Carolina de Mónaco, ha decidido lanzar unos encuentros filosóficos en su país para valorar de manera más positiva esta disciplina. Los encuentros, que han comenzado este jueves, tienen como tema principal el amor y tendrán una duración total de seis meses. Carlota desea introducir en Mónaco nuevas facetas culturales y ‘’tras mucho dudarlo y consultarlo con mi tío (Alberto de Mónaco) y mi madre’’ se ha decidido a hacerlo, pues ‘’me dije que Mónaco podría ser un buen lugar de cita filosófica’’.

Publicidad

La filosofía es una disciplina a la que ella le tiene mucho aprecio, pues ‘’el estudio de la filosofía tuvo gran importancia para mí cuando estudiaba bachillerato. Una importancia casi tan grande como el amor’’. Ella misma señala que se trata de una asignatura que le cambió la vida y se licenció en ella en la Sorbona.

Lo más popular

El tema central de los encuentros programados para estos días es, precisamente, el amor. Con respecto a este sentimiento y lo bien o mal que puede ir una relación sentimental señaló: ‘’Creo que la clave de una relación amorosa duradera es cuando ambos comparten pasión por lo verdadero, por la vida’’. Ajena a los últimos rumores de crisis entre ella y su pareja, el actor Gad Elmaleh, con el que tiene un hijo, Raphael, ella cree firmemente en el amor. Sin embargo, ha señalado que desde la adolescencia sintió soledad y por eso comenzó a interesarse por la filosofía, pues ''con la compañía de los filósofos me daba la impresión de que no estaba sola''. Su vida ha estado señalada por distintos sucesos: ''Mi experiencia está marcada por acontecimientos tristes, como la muerte prematura de mi padre, pero son cosas que le pasan a todo el mundo, independientemente de su origen''.

Así, la hija de Carolina de Mónaco, ha mostrado una faceta que no se conocía en ella, pues hasta ahora no había tenido la oportunidad de expresarlo como con esta forma de generar interés cultural en su país.