Se suicida Benoît Violier, el mejor cocinero del mundo

La policía ha encontrado muerto en su casa al cocinero Benoît Violier. Las pruebas indican que el chef se suicidó con una pistola. Tenía 44 años.

Benoît Violier trabajaba en el restaurante 'L'Hôtel de Ville de Crissier' desde 1999. En 2012, se convirtió en el director del restaurante junto a su mujer, Brigitte Violier. Tres años después, en 2015 fallecía su antecesor, el chef Philippe Rochat, noticia que afectó mucho a Benoît.

Febrero es el mes en el que se lanza la guía Michelín y los nervios están a flor de piel, pero Violier no tenía nada que temer ya que conservaba sus tres estrellas. La vida del cocinero parecía perfecta: era un gran y afamado chef, tenía una bonita familia y en 2015 fue elegido 'mejor cocinero del año' por la publicación 'The Liste', otro reconocimiento que añadir a su gran lista de galardones.

Publicidad

Sin embargo, la policía encontró su cadáver en su casa de Suiza el lunes 1 de febrero. Las investigaciones apuntan a que Violier se suicidó con una pistola, que también encontraron en la vivienda. El chef tenía 44 años.

La presión a la que se ven sometidos los cocineros que trabajan para conseguir y/o mantener una de las ansiadas estrellas michelín tiene, a veces, consecuencias nefastas. El caso de Benoît no es el primero; en 2003 Bernard Louiseau, un reconocido chef, acabó con su vida cuando descubrió que la guía 'GaultMillau' le bajó la calificación de 19 a 17 sobre un máximo de 20.

Una terrible noticia que deja al mundo de la alta cocina sin uno de sus mejores cocineros.