La nueva estupenda figura de Kim Kardashian

La 'celebritie' estadounidense, conocida en el mundo entero por sus curvas, está irreconocible. Tras dos embarazos, Kim se ha puesto a plan y ha perdido más de 20 kilos. Te contamos cómo lo ha hecho.

Lo más popular

Kim Kardashian parece otra. Desde que diera a luz a su segundo hijo, Sanit, el pasado 5 de diciembre, su cambio físico ha sido espectacular y en los últimos días se ha dejado ver entre California y París con una estupenda figura.

Lejos de lucir extravagantes curvas, la 'celebritie' estadounidense ha llevado a cabo un plan gracias al que luce un cuerpo (casi) diez. Tras engordar cerca de 30 kilos con su segundo embarazo, asegura estar a falta de perder 5 kilos más para estar perfecta.

Publicidad

¿Cómo ha conseguido ser otra Kim? La más conocida de las Kardashian tenía entre ceja y ceja adelgazar y lo ha conseguido gracias a una estricta dieta, la Atkins, que está triunfando en la red. ¡No pasas hambre! El rostro televisivo ingiere en total en un día 1.800 calorías entre proteínas, grasas buenas e hidratos de carbono.

Lo más popular

El truco de esta dieta están en sustituir los carbohidratos por las proteínas. Ella, gracias a esto, ha perdido, de media, 7 kilos por semana. 

Ya tras su primer embarazo, Kim se puso a dieta y comenzó a hacer ejercicio, por eso asegura que tras dar a luz a su segundo hijo su recuperación ha sido sobre ruedas, ya que había aprendido a comer bien.

Ahora Kardashian toma muchas alimentos que son fuentes de fibra, como los vegetales, que le ayudan a estar saciada más tiempo.

Jennifer Aniston, Jessica Biel, Renée Zellweger o Demi Moore también se habrían puesto a régimen con este plan, que sin embargo, tiene también detractores a sus espaldas.

Kim quiere ser la que fue en el año 2010 y lleva muy buen paso. Así aterrizaba en París, en la Semana de la Moda, junto a su marido, el rapero Kayne West. ¡Y diciendo adiós al color negro! Acostumbradas a verla 'de luto', con el que intentaba disimular su aumento de peso, ahora Kardashin por fin luce tonos de lo más veraniegos y favorecedores.