Primera 'rueda de prensa' del Papa Francisco ante ¡6.000 periodistas!

El Papa recibió este sábado a seis mil periodistas de todo el mundo, entre ellos un grupo de argentinos que le regalaron mate, durante una rueda de prensa internacional en el aula Pablo VI del Vaticano. Francisco ha explicado por qué eligió ese nombre, el de la paz. 

Lo más popular

El Papa Francisco sabe que el futuro de la Iglesia católica depende en gran medida de su capacidad para adaptarse a los tiempos que corren y es consciente de que los mejores mensajeros para que el mensaje de la institución que ahora regenta siga llegando fuerte y lejano son los periodistas. Por ello fue el artífice de la organización de una macroaudiencia a la prensa que ha estado cubriendo el cónclave a la que acudieron nada menos que 6.000 periodistas.

Publicidad

En su primer encuentro con la prensa, el Papa dio muestras de su tolerancia y respeto al anunciar en español: "Muchos de ustedes no pertenecen a la Iglesia católica, otros no son creyentes. De corazón les doy la bendición en silencio, respetándoles, pero sabiendo que cada uno de ustedes es hijo de Dios", ha asegurado en español, su lengua materna, metiéndose a todo el auditorio en el bolsillo.

Lo más popular

Asimismo, es el primer Papa que ha desvelado datos sobre el cónclave. Mientras leía su discurso sobre la tarea de comunicar, contó de forma espontánea que "algunos no sabrán por qué he decidido llamarme Francisco. Os voy a contar una historia...". Y siguió indicando que durante el Cónclave estaba sentado en la Capilla Sixtina junto al cardenal brasileño Claudio Humes, ex arzobispo de São Paolo, "un gran amigo que cuando la cosa comenzaba a ponerse peligrosa me reconfortaba. Durante el escrutinio, pensé en san Francisco de Asís. Luego en las guerras. Pensé en Francisco, el nombre de la paz".

Una vez logrados los 77 votos necesarios para convertirse en Papa, Francisco confesó que "los cardenales comenzaron a aplaudirme. Humes me abrazó, me besó y me dijo: 'No te olvides de los pobres'.Y así entró ese nombre en mi corazón: Francisco de Asís. El hombre de los pobres, de la paz, que ama y custodia al creador. Y en este momento con el creador no tenemos una relación tan buena. ¡Cómo me gustaría una Iglesia pobre y para los pobres!".

Entre la representación española estaba Cristina del Olmo, de la Oficina de Prensa de la Conferencia Episcopal Española, la única de nuestro país que saludó al Papa este sábado en el Aula Pablo VI. Del Olmo contó tras el encuentro que Francisco le ha transmitido "mucha cercanía, mucho cariño" y destacó su permanente sonrisa.