Debbie Reynolds muere a los 84 años, tan sólo un día después de la muerte de su hija

​​La actriz ha fallecido en Los Ángeles a los 84 años a causa de un derrame cerebral. Su muerte llega un día después de la de su hija, Carrie Fisher.

Lo más popular

Debbie Reynolds ha fallecido a los 84 años en Los Ángeles a causa de un derrame cerebral. La actriz, madre de Carrie Fisher, la princesa Leia en 'Star Wars', ha muerto con tan solo un día de diferencia con su hija. Carrie murió a los 60 años el martes a causa de un infarto que sufrió hace días y su madre se ha reunido con ella, tal y como ha informado Todd, hijo de Debbi, tras el fallecimiento.

Publicidad

La actriz, destacada intérprete de los años 50 y 60, fue ingresada de urgencia cuando se encontraba en casa de su hijo, en Beverly Hills, preparando los detalles del funeral de su hija. Poco después, Todd fue el encargado de anunciar esta dura noticia, dejando a su familia en un gran desconsuelo con estas dos importantes pérdidas.

Lo más popular

Madre e hijas, dos grandes actrices, no siempre han guardado una buena relación, pero durante estos últimos años ambas se reconciliaron y volvieron a gozar de una sana relación madre e hija. "Ella no me habló durante diez años. Eso fue lo más difícil de todo. Muy doloroso, me rompió el corazón", explicaba Debbie en una entrevista a 'Variety'.

"A Carrie le llevó treinta años ser feliz conmigo. Nunca he sabido cuál fue el verdadero problema. Tuve que trabajar en ello..", continuó la actriz. De hecho, su mala relación, marcada por las drogas y el alcohol, llegó a plasmarse en 'Postales desde el filo', una novela semibiográfica, escrita por la propia Carrie Fisher, que después llegó a la gran pantalla.

Tras diez años sin hablarse, la que interpretara a la princesa Leia no dudó en contar en una entrevista con Oprah que ambas se habían reconciliado tras una difícil etapa. "Tuvimos una relación volátil cuando tenía veinte años. No quería estar a su lado. Yo no quería ser la hija de Debbie Reynolds", explicó la actriz.

La vida sentimental de Debbie Reynolds no fue de lo más agraciada, y es que sus tres matrimonios han sido fallidos. En 1955 se casó con Eddie Fisher y tuvo a sus dos únicos hijos, Carrie y Todd. Su matrimonio terminó por las infidelidades de éste, llegando a compartir una relación con la actriz Elisabetz Taylor. Posteriormente, en 1960 pasó por el altar junto a Harry Karl y trece años después rompieron su matrimonio, tras dilapidar éste toda su fortuna. Debbie pasó por el altar una tercera vez a sus 52 años con Richard Hanlett, con quien se divorció diez años después.

Ahora, Debbie y Carrie, madre e hija, se encuentran juntas, tal y como quería la primera, pues tras la muerte de su hija, sólo quería reunirse de nuevo con ella.