Paris Jackson medita irse a vivir con su madre biológica y dejar a su abuela

Paris Jackson, hija del fallecido cantante Michael Jackson, ha compartido una foto junto a su madre biológica Debbie Rowe en la que por primera vez se las ve juntas y con la que medita irse a vivir.

Lo más popular

Paris Jackson, hija del fallecido cantante Michael Jackson, subió en Instagram (thatjacksonchickk) una fotografía junto a su madre biológica Debbie Rowe, con quien celebró su cumpleaños número 15 en un restaurante de California y con quien a partir de ahora quiere pasar más tiempo. Paris acompañó la instantánea con el mensaje "Momma's time...(Tiempo de mami)" y un pequeño corazón al lado.

Publicidad

La imagen ha causado un gran revuelo en los medios y redes sociales, ya que se trata de la primera vez que se ven madre e hija juntas, después de que la ex enfermera renunciara a la custodia de sus hijos Paris y Prince en el 2001.

Michael Jackson y Debbie Rowe se casaron en 1996 en Australia; sin embargo, meses antes, firmaron un acuerdo por el que ella era considerada madre de alquiler, y se comprometía conscientemente y voluntariamente a abandonar el derecho a impugnar la paternidad de Michael de cada niño y consentir que fuera declarado padre. La compensación fueron ocho millones de dólares y una lujosa casa en la exclusiva zona de Beverly Hills.

Lo más popular

Desde que murió su padre, ella y su hermano Prince viven en casa de su abuela Katherine, donde últimamente no se siente a gusto, según ha contado a sus amigos y conocidos, y piensa que junto a su madre puede tener una vida más normal, más tranquila y estable.

El ambiente familiar que respiran Paris y Prince en casa de su abuela, una mujer muy religiosa, es demasiado estricto. Ella, sin embargo, es una joven divertida y con ganas de vivir, que está demasiado condicionada por ser la hija del fallecido ídolo del pop. Se da la circunstancia de que la abuela obliga a sus nietos a predicar la palabra de Dios por las casas de sus vecinos y recolectar limosnas para entregarlas a la parroquia, algo que ella y Prince llevan fatal.

Hace un mes, Paris tuvo un enfrentamiento con su abuela y se negó a seguir pidiendo por las casas. Además de dejarle claro que las cosas iban a cambiar a partir de ese momento, se hizo un lavado de imagen dejándose el pelo corto con un flequillo largo y reflejos rojos y negros con un estilo muy divertido y juvenil.

Su próxima decisión puede ser irse con su madre a disfrutar de la libertad que con ella tendría, aunque su abuela le recuerda que, en definitiva, ella la vendió en su momento.