Victoria Beckham reniega de su pasado con las 'Spice Girls' y el bisturí

​La mujer de David Beckham tiene claro que no volverá a formar parte de la banda musical que le dio la fama y que no volverá a pasar por quirófano para 'tapar' sus inseguridades.

Lo más popular

Victoria Beckham disfruta actualmente de su carrera de diseñadora, una faceta que ocupa un gran tiempo en su día a día y que compagina con el cuidado de sus hijos. La mujer de Beckham hace tiempo que dejó atrás su faceta de cantante en la exitosa banda musical 'Spice Girl', en la que compartía escenario con Mel C, Mel B, Geri Halliwell y Emma Bunton, por lo que ha dejado claro que no participará en el regreso de la banda con razón de su 20 aniversario.

Publicidad

Geri Halliwell, Emma Bunton y Mel B han decidido volver a unirse con motivo de tal aniversario, bajo el nombre 'Spice Girls GEM' -haciendo referencia a sus iniciales- y con la pena de no poder contar con la diseñadora y Mel C sobre el escenario, algo que sin duda encantaría a todos sus fans.

Lo más popular

La mujer de David Beckham no solo ha decidido no formar parte del regreso de la banda, sino que ha recurrido a su equipo de abogados para intentar impedir mediante vía judicial que las que fueron sus compañeras hace dos décadas canten los éxitos más sonados del grupo musical, de los cuales posee los derechos.

"Creo que deberían hacer nuevas composiciones, porque los temas que hicimos en su momento para las 'Spice Girls' son demasiado especiales", expresaba Victoria en 'Daily Mail'. De hecho, terminó sentenciando: "Si cantan nuestras canciones, me sentiré muy decepcionada".

A causa de la dura actitud de su excompañera, Geri Halliwell, Emma Bunton y Mel B se sienten destrozadas, pues "es una forma muy triste de poner fin a su historia", explica una fuente cercana a las cantantes en 'The Mirror'. Las componentes de 'Spice Girls GEM' aún no han retomado su andadura sobre el escenario, y es que una de ellas, Geri Halliwell, está embarazada y deberán esperar a que ésta de a luz a su retoño y se recupere para volver al escenario.

Victoria Beckham no sólo reniega de las 'Spice Girls', sino que también ha mostrado, a través de una carta escrita a su yo del pasado en la edición británica de 'Vogue', todo de lo que se arrepiente, sobre todo en cuanto a sus retoques de operación estética se refiere. "Probablemente debería avisarte: no hagas tonterías con tu pecho. Lo he negado durante muchos años, resultó una estupidez. Una señal de mi inseguridad. Limítate a celebrar lo que ya tienes". Así, una de las cosas de las que más se arrepiente es de haberse operado el pecho, algo que hizo por cuestiones de inseguridad.

La diseñadora propone a su yo del pasado que acepte sus imperfecciones y no duda en darle un consejo: "Deja que tu piel respire un poco, ponte menos maquillaje. Siempre serás adicta a la laca de pelo, pero por favor trata de moderarte para que no tengas aspecto de 'hola, ¡acabo de salir de un túnel de aire!".

La carta también habla de cómo conoció al que a día de hoy es su marido y padre de sus hijos, David Beckham. "El amor a primera vista sí existe. Te ocurrirá en el salón de los jugadores del Manchester United. David te sonreirá y te pedirá tu número (Todavía conserva el billete de avión Londres-Manchester donde se lo apuntaste)".

Su época en España también aparece reflejada en este escrito, y es que se advierte a si misma de que "tu tiempo allí será realmente duro". Ahora, Victoria habla sin tapujos de lo que vivió durante ese tiempo. "Ya no me da miedo decir qué horrible y difícil fue esa época. La gente dirá cosas horribles. Serás objeto de burla. Cada vez que enciendas la televisión o leas el periódico te parecerá que alguien la tiene tomada contigo y con tu familia".

A pesar de las difíciles etapas por las que ha pasado en su vida, tiene claro una cosa: "Soy feliz". "Los niños significan que vas a estar siempre cansada y te saldrán ojeras. Pero te darás cuenta de que trabajando duro, aunque siempre pongas a la familia primero, es posible alcanzar un equilibrio. Nada será perfecto, pero es ahora cuando he aprendido a apreciar que tengo todo y soy una afortunada".