Messi, imputado y citado a declarar por fraude fiscal

La estrella argentina del Barcelona, Leo Messi, y su padre, Jorge Horacio, han sido citados a declarar el próximo 17 de septiembre en el Juzgado de Gavá, en Barcelona, acusados de tres delitos contra Hacienda que se habrían cometido entre 2007 y 2009. La suma defraudada a las arcas públicas rondaría los 4 millones de euros.

Lo más popular

Lionel Messi, uno de lo deportistas mejor pagados del mundo con unos ingresos anuales superiores a los 35 millones de euros, no tenía problemas económicos, hasta ahora. La Fiscalía de Delitos Económicos de Barcelona presentó el pasado 12 de junio una querella contra el jugador del Barça y su padre, Jorge Horacio Messi, acusándolos de tres delitos contra la hacienda pública. En concreto, se les acusa de haber defraudado presuntamente más de 4 millones de euros en las declaraciones de IRPF de 2007, 2008 y 2009. Ahora el Juzgado de Gavá, localidad donde tiene fijada su residencia fiscal el futbolista, ha asumido el caso y lo ha citado a declarar junto a su padre el próximo 17 de septiembre.

Publicidad

En la querella, firmada por la fiscal Raquel Amado, se expone que Messi y su progenitor habrían ocultado a Hacienda estos ingresos simulando la cesión de los derechos de imagen a "sociedades puramente instrumentales radicadas en paraísos fiscales", como Belice o Uruguay. Además, paralelamente habría formalizado "contratos de licencia, agencia o prestación de servicios entre aquellas sociedades y otras instrumentales domiciliadas en jurisdicciones de conveniencia", como Reino Unido o Suiza.

Lo más popular

De esta forma se conseguía que los ingresos de Messi transitaban presuntamente desde estos países europeos hasta las sociedades ubicadas en los paraísos fiscales sin someterse prácticamente a tributación alguna, quedando fuera del control de la hacienda española.

La querella también añade que presuntamente "la iniciativa para defraudar partió de Jorge Messi", padre del famoso futbolista del Barça y de la Selección argentina.

En un comunicado hecho público por Messi en Facebook horas más tarde de conocerse la querella por fraude fiscal, antes de que fuera aceptada por el juzgado, el astro argentino lo negaba así: "Nos hemos enterado por la prensa de las acciones iniciadas por la fiscalía española. Algo que nos causa sorpresa porque nunca hemos cometido infracción alguna. Siempre hemos atendido todas nuestras obligaciones tributarias siguiendo los consejos de nuestros asesores fiscales, quienes se encargarán de aclarar esta situación".

Las penas a las que podrían enfrentarse los acusados sería de dos a seis años de prisión y una multa del doble al séxtuplo de la cantidad defraudada.