Kate Winslet confiesa que sufrió 'bullying': "Me llamaban 'grasienta'"

​La actriz ha dado un motivador discurso contra el acoso delante de niños durante el 'WE Day UK'.

Lo más popular

Kate Winslet es hoy día una de las actrices más prestigiosas y respetadas del panorama cinematográfico internacional. Pero eso no quita para que tuviera una infancia difícil, marcada por el acoso escolar que sufrió debido a sus prontas aspiraciones de convertirse en actriz.

La británica, que debutó en el cine en 1994 con la película 'Criaturas celestiales', a la edad de 19 años, ha emitido un apasionado discurso ante niños británicos para que ayuden a las posibles víctimas de 'bullying' y nunca se desalienten a la hora de luchar por lograr sus objetivos, aunque por ello tengan que sufrir las burlas y la incomprensión del resto.

Publicidad

"Me acosaron en el colegio. Me llamaban 'Blubber' [grasienta] y se reían de mí porque quería ser actriz. Incluso me encerraron en un armario", confesó en su discurso motivacional durante el WE Day UK.

Además de tener que hacer frente al acoso escolar, Winslet reconoce que se encontró con otro gran obstáculo en el camino: no encajaba con el canon de belleza que buscaban en la industria cinematográfica. "No era la más guapa y me dijeron que sería afortunada si conseguía papeles de gordas. Me decían que no era lo que estaban buscado. Esta falta de amabilidad me hizo sentir horrenda", afirmó mientras recordaba los peores momentos de su vida.

Lo más popular

Todo ello, la llevó a plantearse si verdaderamente podría llegar a lograr su propósito. "Nunca tuve un cuerpo perfecto y muy raramente escuché algo positivo así que empecé a sentirme incómoda en mi propia piel. Fue duro, quería renunciar. 'Tal vez debería replantearme esto de la interpretación', me dije a mí misma, pero era mi pasión y me hacía feliz", aseguró.

Tras las dudas iniciales, la protagonista de 'Titanic' decidió dejar a un lado los miedos y centrar todos sus esfuerzos por conseguir su meta. "Tuve que ignorar los comentarios negativos. Tuve que creer en mí misma. Tuve que elegir ponerme de pie y trabajar duro. Vosotros debéis ser indestructibles con aquello que amáis y creer que os lo merecéis", continúo la actriz, antes de hablar del personaje que marcó su carrera.

"Un buen día me seleccionaron para ser 'Rose' en 'Titanic'; la candidata más improbable. Kate de la tienda de sándwiches en Reading [su pueblo natal] actuando en una de las mayores películas que nunca se hayan rodado. Puedes ser de cualquier sitio y puedes hacer cualquier cosa, créetelo. Es posible que superes tus miedos. '¿Qué pasa si caigo?' ¡A quién le importa! Se tú mismo", terminó diciendo, levantando a la platea que la despidió con vítores y aplausos.

More from Diez Minutos: