Ariana Grande, rota de dolor por el terrible atentado

​La cantante norteamericana está destrozada por el trágico final de su concierto en Manchester.

Lo más popular

La cantante americana Ariana Grande, de tan solo 23 años, estaba inmersa en su gira internacional y nada podía presagiar el terrible final de su concierto en Manchester.

Mientras sus miles de fans abandonaban el pabellón Manchester Arena, con capacidad para 21.000 personas, tras haber asistido al concierto de su ídolo, una explosión causó el pánico y el terror entre ellos.

Un supuesto atentado ha matado, de momento y según datos de la policía británica, a 22 personas y ha dejado más de 50 heridos, muchos de ellos graves.

Publicidad

La cantante está destrozada y ha querido mostrar su dolor a través de su cuenta de Twitter.

Lo más popular

"Rota. Desde lo más profundo de mi corazón, lo siento muchísimo. No tengo palabras" Con estas palabras expresaba su dolor la joven cantante a la que habían acudido a ver miles de fans en Manchester.

De momento, la cantante ha cancelado los próximos conciertos de su gira y no se sabe si reanudará la gira.

El ministro español de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, ha declarado que no hay constancia de la existencia de víctimas españolas hasta el momento, aunque no está descartado, y la Embajada española permanece en contacto con las autoridades británicas.

El portavoz de Ariana Grande ha confirmado que la cantante "se encuentra físicamente bien". La americana es muy popular entre los adolescentes, por eso había muchos padres esperando en la puerta para recoger a sus hijos lo que no se descarta que entre los muertos y heridos haya muchos menores. Entre sus éxitos más conocidos están 'Break Free' o 'Side to Side'.

La explosión se produjo en la salida del recinto, en una zona que conecta con la estación de trenes y al término del concierto, cuando los asistentes abandonaban el pabellón, como ha indicado el Manchester Arena en un comunicado.

Artistas de todo el mundo han mostrado en sus redes sociales sus condolencias y repulsa al terrible atentado.