Brooklyn Beckham y Chlöe Grace Moretz, ¿posible reconciliación a la vista?

Tras su ruptura, el hijo de David Beckham han sido visto juntos de nuevo mientras paseaban por las calles de Nueva York.

Lo más popular

Tras varias idas y venidas, Brooklyn Beckham y Chlöe Grace Moretz pusieron fin a su relación en septiembre de 2016. La joven pareja aseguró entonces que la distancia y sus distintos compromisos profesionales, sumados a su corta edad, impedían que pudieran considerar mantener algo serio.

El tiempo ha pasado y parece que el destino los ha vuelto a poner en el mismo camino. El hijo mayor de Victoria y David Beckham, quien cumplió el pasado mes de marzo la mayoría de edad, tiene intención de cumplir su sueño de convertirse en un fotógrafo de prestigio, y por ello, acaba de mudarse a Nueva York para iniciar sus estudios universitarios.

Publicidad

Antes de comenzar las clases de fotografía en la Universidad de Nueva York, el primogénito de los Beckham se ha reencontrado con la joven actriz, con la que ha sido visto paseando por las calles de la ciudad de los rascacielos. Sin miedo al qué dirán, la que fuera una de las parejas adolescentes más mediáticas del mundo de las celebrities se ha dejado ver dejando en evidencia la complicidad que todavía existe entre ellos. ¿Se habrán dado una nueva oportunidad ahora que viven en el mismo país?

Lo más popular

Según el periódico The Sun, la respuesta a esta pregunta es afirmativa. El tabloide asegura en sus páginas que la semana pasada Brooklyn y Chloe acudieron juntos a una fiesta celebrada en Los Ángeles, llegando incluso la protagonista de 'Kick Ass' a confirmar la reconciliación a alguno de los asistentes. "Ella fue mucho más abierta sobre su relación que él. Ellos parecían mucho más cómodos juntos", afirma una testigo de los hechos.

Hayan vuelto o no, lo que está claro es que el joven puede ayudarla a olvidar el varapalo que sufrió hace tan solo unos días. Chloe, a través de su cuenta de Instagram, se mostró muy apenada por la muerte de su caniche Isabella, mascota que se había convertido en su compañera de viaje desde que sus padres se la regalaran cuando tenía cuatro años.