La cantante estadounidense ha conseguido el permiso de residencia en tan sólo unos meses

Gracias a ser una"personalidad de proyección internacional y contribuir a publicitar" el país, la ley portuguesa ha otorgado a Madonna el permiso de residencia que, para muchos, conlleva largas esperas.

Su amor por Portugal salta a la vista. Sus redes sociales están plagadas de instantáneas en las que se puede ver a la cantante disfrutar de las calles lisboetas junto a sus hijos, a los que no ha tardado en encontrar un colegio en la capital. Llegaba junto a la ola de calor, y lo hacía para quedarse.

Después de visitar distintos palacios, decidió hacer del Palacio del Reloj, en la sierra de Sintra, su nuevo hogar. Siete millones de euros y mucho papeleo por delante, han conseguido que Madonna haga de Portugal su país de residencia. Aunque, en su caso, el papeleo ha ido más rápido de lo normal.

Publicidad

Dejar de ser "turista" para conseguir el permiso de residencia conlleva largas esperas, pero su condición de celebridad ha hecho que el proceso se acelere.

La cantante se reunió con la ministra de Administración Interna de Portugal, Constança Urbano de Sousa para abordar su situación legal en el país, según afirman medios locales. Después de esto, han confirmado que gracias a ser una"personalidad de proyección internacional y contribuir a publicitar el país" le han otorgado el permiso de residencia.

Lo más popular

Madonna es, ahora, una portuguesa más.

Lost in Lisbon........ 😍🇵🇹

A post shared by Madonna (@madonna) on

More from Diez Minutos: