El sorprendente cambio físico de Mark Wahlberg

El actor se ha dejado ver en la playa de Barbados con un sorprendente cambio físico. Más tableta, más brazo...pero todo por un motivo; su nueva película.

El sorprendente cambio físico de Mark Wahlberg

Publicidad

Sorprendente cambio físico

¿Quién diría que tiene casi 50? No puede llevar mejor sus 46 años. El actor se mantiene en plena forma con una tableta de infarto y unos bíceps enormes.

Aunque él pensaba que estaba disfrutando de la playa de Barbados, la realidad es que estaba haciendo disfrutar a todo el que pasaba por allí, y ahora a nosotros también.

Publicidad

Entrenamientos y proteínas

 'De chocolate' o 'como el turrón', cada uno que lo llame como quiera, pero Mark presume de unos abdominales que hicieron subir la temperatura.

Pero no siempre tuvo esta figura... Ni es sólo a base de mucho ejercicio, que también. Las proteínas están ayudando mucho a lograr este resultado.

Publicidad

No para de entrenar

Él mismo lo ha confesado en sus redes sociales. Este cuerpo es el resultado de mucho entrenamiento y dósis de proteínas.

"Estoy de vacaciones con mi familia, pero sigo entrenando", decía en una de las fotos que compartía con sus seguidores. Y es que hasta en Barbados, el actor ha entrenado a tope para no perder la forma.

Pero todo este cambio tiene un motivo, el rodaje de su nueva película; 'Mile 22'.

Publicidad

Un bañito con su chica

 Pero el actor no disfrutó, solo, de estas vacaciones, se llevó a su mujer, Rhea Durham con quien se dio más de un bañito muy, muy cariñoso.

Publicidad

Tableta a remojo

Con un 6% de su masa corporal reducido, el actor se prepara para ponerse en la piel de un agente de la CÍA en una película de Peter Berg, para las que, como él mismo ha contado "siempre he estado gordo".

 Pero también hay tiempo para relajarse y disfrutar, así que un buen chapuzón para poner la tableta a remojo.

Publicidad

Tiempo para los fans

 Y entre entrenamiento, baños y proteínas, sacó tiempo para sus fans, que no paraban de pedirle fotos. ¡¿Quién no querría un recuerdo como este?!