Hollywood se vuelca con la hija de Woody Allen

Natalie Portman, Reese Witherspoon, Jessica Chastain y otras estrellas defienden la versión de la hija de Mia Farrow.

Las actrices de Hollywood se posicionan a favor de la hija de Woody Allen en el caso de supuestos abusos sexuales.

Publicidad

Todos contra los abusos

Después de que varios casos de acoso sexual hayan salpicado a personajes como Kevin Spacey, James Franco y Harvey Weinstein, Dylan Farrow, la hija de Mia Farrow ha querido aprovechar para recordar que, según afirma, fue víctima de abusos por parte de Woody Allen.

Publicidad

Una historia del pasado

Recordemos que Dylan era la hija adoptiva del cineasta en 1992, cuando tenía 7 años y Allen y Mia Farrow eran pareja. Ahora, más de dos décadas después, Dylan ha aparecido en televisión explicando que Allen abusó de ella siendo una niña, una historia que lleva años defendiendo. 

Publicidad

Está dolida

"¿Por qué no debería estar dolida? ¿Por qué no debería estar escandalizada por haber sido ignorada, apartada y por no haberme creído todos estos años?", expresaba ofendida en el programa 'This Morning", quejándose de que nadie la creyó cuando denunció los hechos por primera vez.

Publicidad

Agradecida

Dylan, emocionada por el apoyo recibido tras sus declaraciones, se ha pronunciado en sus redes: "Para todos aquellos que ya se han pronunciado y alzado mi voz con la suya, hay una niña de siete años dentro de mí que lo agradece desde el fondo de su corazón", eran sus palabras.

Publicidad

El apoyo de las estrellas

Ahora, en plena revolución contra los abusos en Hollywood, actrices como Natalie Portman, Reese Witherspoon, Jessica Chastain, Mira Sorvino, Shonda Rhimes o Ellen Page se han posicionado a favor de Dylan.

"Yo te creo", afirmaba Natalie Portman en televisión. 

Publicidad

Nunca más con Allen

Greta Gerwin, por su parte, ahora reniega del director: "No volveré a trabajar con él", ha declarado.

Publicidad

Renegando de Allen

Por otro lado, las actrices de la última película de Allen, Rebecca Hall, Timotheé Chalamet y Griffin Newman, han declarado que, arrepentidas de trabajar con él, donarán lo que ganen por su trabajo con el cineasta al movimiento 'TIMESUP'.