La confesión más dura de Adele

La cantante Adele ha anunciado que sufrió una fuerte depresión post parto después del nacimiento de su hijo Angelo, que acaba de cumplir 4 años. Estaba tan mal y se sentía como la peor madre del mundo incapaz de cuidar a su retoño que hasta se refugió en el alcohol. Afortunadamente ya lo ha superado.