​Tania Llasera estalla tras concluir su dieta: "Nuestra sociedad está enferma: estoy gorda, ¿qué pasa?"

​Abanderada del derecho a no ser juzgado por el peso o la talla que se tenga, Tania Llasera se revela contra la sociedad, a la que define como "enferma" y a la que le exige que cambie su mentalidad superficial.

Lo más popular

Al ser un personaje público que sale en televisión, Tania Llasera no ignora una gran verdad: la imagen es importante. Sin embargo, la presentadora, que ha dado a luz este mismo año y ha estado involucrada en una lucha para recuperar su peso y su forma física, se muestra radical en ese aspecto: "Lo revolucionario, en nuestros casos, es que sabemos que aunque vivamos de nuestra imagen, somos más que un físico", afirmaba en 'Harper´s Bazaar'.

Nuestra sociedad está enferma. ¿A quién diantres le importa mi talla?

Publicidad

Y continuaba con su alegato: "Mi'rubenesco' cuerpo me convirtió en abanderada de esas mujeres amablemente denominadas curvies hace cosa de un año. Fue en ese momento cuando me convencí de que nuestra sociedad está enferma... ¿A quién diantres le importa mi talla?.... Mi gorda-gate tuvo su lado positivo. Ayudé a muchas mujeres a cuestionar los cánones impuestos cuando espeté al mundo: 'Estoy gorda, ¿qué pasa?', comentaba Tania harta de la actitud de buena parte de la sociedad.

Lo más popular

Sin duda, se trata de unas sinceras y revolucionarias palabras con las que Tania intenta concienciar a todos de que el físico no es lo importante (o al menos, de que hay otras cosas mucho más importantes en esta vida). 

Después de todo, y tal y como expresa la presentadora, un peso u otro no garantiza mayor o menor éxito: "Ser delgada tampoco te otorga una felicidad automática. Las que más critican los cuerpos XL suelen ser mujeres permanentemente enfurruñadas porque lo que tienen... ¡es hambre!", sentenciaba con dureza la presentadora.

Otra de las denuncias de Llasera es "el uso (más bien abuso) de Photoshop" que se hace para sacar más delgadas de lo que son a famosas que, como Inma Cuesta o Lena Dunham, prefieren mostrarse naturales y reales.

Consciente también de que la salud es lo más importante, Llasera intenta diferenciar entre cuidarse y obsesionarse. "Existen dos maneras de cuidarse: prestar atención a la alimentación para mantener la línea o comer de forma saludable", ha afirmado pocas semanas despues de que hiciera pública su intención de perder de manera saludable "los kilos ganados con el embarazo".

Así pues, dispuesta a reivindicar el derecho de todos a sentirse felices con su cuerpo, Llasera pretende lanzar un mensaje positivo a todas las mujeres: "Reivindico no vivir amargadas por nuestro cuerpo. Propongo que bajemos el nivel de exigencia y dejemos ya de sentirnos gordas o delgadas porque lo diga una puñetera etiqueta".

En cualquier caso, con una talla u otra, Tania ha demostrado que se siente siempre guapa. Y prueba de ello es su reciente anuncio en redes de que abandonaba la dieta con una alegre instantánea: "Ayer noche declarando que ya no sigo ninguna dieta, ya he bajado lo que quería bajar y me he quitado la tripa postparto. Feliz como una perdiz!", reconocía hace dos días.

¿Hasta qué punto es importante el físico? ¿Merece la pena tanto sacrificio para estar delgada? ¿Aporta felicidad el hecho de estar delgada? Tania ha provocado de este modo un período de reflexión para muchas mujeres y también hombres que, como ella, están hartos de sentirse juzgados por la sociedad.