Paula Echavarría, entre lágrimas: ''Muchos momentos he sido más Ana Ribera que yo misma''

Las chicas 'Velvet' presentan, muy emocionadas, la cuarta y última temporada de la serie en el fesTVal de Vitoria​.

Lo más popular

Los protagonistas de 'Velvet' han presentado, muy emocionados, la cuarta y última temporada de la serie en el FesTVal de Vitoria. Allí, Paula Echevarría, ataviada con un vestido estampado de Dolce & Gabbana, que ha combinado con unas sandalias de la misma firma y joyas de Tous, ha hablado del final de la ficción, de sus futuros proyectos y de su familia.

-Ya era hora de que 'Antena 3' presentara la nueva temporada 'Velvet'. ¿Estarás contenta pero, a la vez, emocionada? Ya lo habéis visto, y si sigo hablando pues casi me vale más dejar el tema porque… Sí, hay mucha emoción. Cuando quieres mucho a la gente… Estás feliz por todo lo que la serie te da y estoy feliz de que se acabe porque eso significa que durante una temporada hemos preparado un final muy digno, que creo que es lo que después de cuatro temporadas en lo más alto es lo que se merece. Estoy muy triste por la parte emocional por mis compañeros, por todo el equipo y también porque me da mucha pena separarme de Ana Ribera, durante muchos momentos al día he sido más Ana Ribera que Paula Echevarría.

Publicidad

-¿Qué te llevas de Ana Ribera? Muchas cosas. Al final nos hemos mimetizado. Es duro pero a la vez es satisfactorio, agradable, te quedas con la buena sensación de, por ejemplo, ver esta rueda de prensa hoy llena de gente, ver la expectativa que crea en todo el mundo, ver cómo Antena 3 se esté volcando con las promos y le están dando casi más importancia al estreno de la cuarta temporada que a la primera en su día. Son cosas que te hacen estar muy contenta y muy feliz.

Lo más popular

-¿Cómo fue la lectura del último guión? Mi última escena fue con Pepe (Sacristán) y no te lo puedo reproducir por cómo lloramos los dos. Fue tremendo, pero la vida es así de puñetera y coincide que la última secuencia juntos yo le decía a él: ''Tío, creo que ha llegado la hora de dejar Velvet''. Él me tenía que contestar una frase que no me contestó, se la inventó y fue algo más largo, con un doble significado que era para mí, en el fondo fue muy bonito.

-A ti que te gusta el mundo de la moda, ¿Cómo vamos a ver a Ana Ribera? Es una colección muy grande porque han pasado ya cinco años y el cambio de los cincuenta a los sesenta se va a apreciar. Luego Ana llega con propuestas de prêt-a-porter, y eso va a ser interesante para la gente, para el que le guste el mundo de la moda y para el que no. Cuando solo existía la alta costura y el mundo de las modistas y una persona se plantea hacer un mismo vestido en tres tallas y lo van a poder llevar todas las personas, sean altas, bajas, altas, gordas...

- ¿Qué tal con las nuevas incorporaciones? Muy bien. Paula Prendes, por ejemplo, estuvo muy poquito. Concha Velasco fenomenal, es una mujer divertidísima y es muy fácil trabajar con ella. Es como una máquina. Se sabe la marca, se sabe el texto. Es rápida, lo coge todo al vuelo… Y a Aitor Luna lo pedí desde el capítulo uno y me lo traen en la cuarta temporada, pero lo poquito que tuve con él fue maravilloso. Él es una de esas personas que a las que adoro porque. Estuve otros cuatro años con él en 'Gran reserva' y es tan divertido...

- ¿Los próximos cuatro años dónde van a ser? Voy de cuatro en cuatro, ¡eh! Ahora me voy a tomar un tiempecito de stand by, no un año sabático pero sí que me gustaría tener estos meses, hasta final de año para ver, dejarme querer, escuchar propuestas y tomármelo con calma. Salí de 'El Comisario' y me que quedé embarazada, paré un año y enganché con 'Gran reserva' y de ahí a 'Velvet' no hay ni un mes de diferencia. Ahora me gustaría preparar un proyecto con más tiempo a partir de enero.

-¿Te están proponiendo cosas? Sí, gracias a Dios, sí. Tengo un proyecto de cine y varias series, por lo menos dos o tres.

-¿No te da miedo pensar en lo que vendrá ahora? Llevo 16 años en esto y he tenido época de parones como todo el mundo. Y me las he tomado como un aprendizaje de esta profesión. He intentado no agobiarme. Incluso cuando me quedé embarazada no me dio miedo parar. Tenía que haber empezado una serie en aquel momento y tuve que decir no. Todo al final se soluciona y va saliendo. Yo en mi caso estoy en una posición bastante privilegiada.

- ¿Y qué te apetecería hacer ahora: cine, teatro, trabajar en el extranjero...? Yo estoy muy bien aquí. Si me voy fuera es por necesidad. Aquí la cosa está levantando bastante. Todos los compañeros hemos acabado con proyectos encima de la mesa. La serie ha funcionado muy bien aquí y en el extranjero y casi me hago más fotos fuera. David viaja constantemente a México y me dice: ''Tía, aquí eres la pera''.

-¿Te apetece hacer algo parecido a lo que está viviendo Miguel Ángel Silvestre? Ni mucho menos. Yo a él siempre se lo digo: ''Miguel, tienes la edad y es el momento de tu vida para disfrutar esto a tope, yo no''. Mi vida está aquí, tengo mi marido, mi niña, tengo a mis padres cerca. Y volviendo a los proyectos, yo en la tele soy feliz.

-En esta temporada te vamos a ver en el papel de madre. Yo en eso estoy bastante entrenada. El niño, Aitor Calderón, es un crack. Cumplió seis años en enero y es muy listo, lo coge todo al vuelo, no se equivoca nunca y se sabe el texto de todos. Y a nivel interpretativo sabe dar mucho de él. Tiene momentos de reencuentro con padre, muy difíciles, y los sacó fenomenal.

-¿Tú tienes una pequeña actriz en casa? Sí, totalmente.

-¿Estudia los textos contigo? Daniela va por libre, es de improvisación.

-¿Cómo acabará el público cuando vea el último capítulo de 'Velvet'? En lágrimas, pero pueden ser de muchas cosas. Para mí como espectadora es apoteósico.

-¿El equipo hará una quedada para verlo? Muchos están desperdigados, pero quizá sí. Miguel Ángel estaba deseando estar aquí, pero está en Berlín y no ha podido. Seguramente las tres 'Ave Marías' (por Marta Hazas, Cecilia Freire y ella) sí.