Qué beber durante 24 horas para tener la piel más bonita que nunca

Somos lo que bebemos.

Lo más popular

Como ya me sé de memoria los alimentos que debo tomar para conseguir ese aspecto de juventud eterna, he decidido que es el momento de pasar a las bebidas. ¿Cómo hidratarse de manera que tu piel se vea beneficiada y, muy importante, que se note? Al principio, será complicado comprometerse a un régimen estricto y diario, pero chicas, es lo que hay.

He consultado con mi dermatóloga Rachel Nazarian para tener una visión más profesional acerca del cuidado de mi piel, y hemos acabado diseñando una dieta de 24 horas diarias de hidratación, lo suficientemente rica para provocar un cambio drástico en el brillo de la piel. Además, lo bueno de este magnifico menú de bebidas es que hemos conseguido mantener una cantidad razonable de pausas para ir al servicio.

Publicidad

Chicas, aunque esta dieta no sea tan divertida como una cata de vinos, es lo que vuestra piel necesita y lleva pidiendo a gritos durante siglos. Más abajo puedes estudiarte y memorizar la dieta a la que he bautizado con el apellido de mi dermatóloga, la dieta Nazarian:

A lo largo del día: 8 vasos de agua

Por la mañana: Zumo de col rizada y un café latte con leche de soja

Después de comer: dos tazas de té verde (sin azúcar a ser posible)

Lo más popular

Para merendar: Un vaso de zumo de granada

Antes de acostarse: Un vaso de agua con unas rodajas de pepino

Desglose de líquidos:

Agua: "Nada hace que la piel se vea tan suave y tersa como el agua. Ayuda a la piel a estirarse y mantiene la elasticidad a niveles óptimos."

Zumo de kale o col rizada: "La col rizada es un multivitamínico esencial para la piel. Contiene vitamina A (ingrediente que también se encuentra en cremas anti-edad) que estimula la regeneración celular además de eliminar las células muertas reponiendo así la piel seca. También tiene vitamina C y cobre, ingredientes fundamentales del colágeno, que mantiene la piel fuerte y resistente".

Leche de soja: "Las isoflavonas de soja ayudan a proteger el colágeno, permitiéndole hacer su labor de mantener la piel joven. Numerosos estudios médicos han demostrado que también combate la formación de arrugas y manchas debidas a la luz ultravioleta del sol. Y como extra, los minerales y proteínas de la leche de soja reducen el oscurecimiento y decoloración de la piel. En otras palabras, mantiene el color rosadito saludable que todas deseamos."

Té verde: "Está lleno de dos tipos de antioxidantes llamados catequina y polifenol, moléculas que ayudan a proteger a la piel de los rayos ultravioleta, disminuyendo el riesgo de quemar la piel si está expuesta al sol. Y como cualquier otro antioxidante, también disminuyen las rojeces e inflamación".

Zumo de granada: "Contiene una gran cantidad de antioxidantes, casi el doble que el té verde, y es fantástico para nutrir los fibroblastos de la piel. Los fibroblastos son las fábricas de colágeno en nuestro organismo. Eso significa tener más colágeno, menos arrugas y más brillo.

Vaso de agua con pepino: "Esta infusión es agua en su 90%, el pepino ayuda a hidratar la piel y está lleno de minerales como el magnesio y el potasio, elementos que ayudan a mantener el ph alcalino de la piel."

Vía: Woman's Day