Ejercicios para perder barriga

Aunque estemos en nuestro peso y cuidemos la alimentación, hay una zona del cuerpo que se resiste a la tonificación: la barriguita. Se trata de una zona difícil, donde se acumula la grasa. Te ayudamos a presumir de abdomen con unos sencillos ejercicios que puedes hacer en casa.

More From Hábitos para una vida más saludable
8 articles
Autoestima y confianza: claves para adelgazar
Las dos claves para adelgazar
Comer fuera y no engordar es posible

La mala alimentación, el sedentarismo... pasan factura a nuestro cuerpo y, a veces, aunque estemos en nuestro peso, la tripita se resiste a abandonarnos. Se trata de una parte a la que cuesta tonificar, pero, a continuación, te presentamos una rutina que puedes practicar en casa y que te ayudará a lograrlo. No necesitas mucho tiempo al día, pero sí constancia. Toma nota de los cinco ejercicios más eficaces para trabajar el área abdominal y moldear la figura.

Publicidad

1. Abdominales en el suelo
Sobre una colchoneta, ponte boca arriba, con las piernas flexionadas y los pies apoyados del suelo. Con las manos por detrás de la cabeza, eleva un poco el tronco mediante la acción abdominal, manteniendo la columna recta y sin doblar el cuello para evitar lesiones. Realiza tres series de 20 repeticiones. A medida que vas avanzando y ganando forma física, aumenta la intensidad levantando las piernas.

More From Hábitos para una vida más saludable
8 articles
Autoestima y confianza: claves para adelgazar
Las dos claves para adelgazar
Comer fuera y no engordar es posible
Conserva los hábitos saludables
Practica mindfulness

2. La plancha
Se trata de un ejercicio que está haciéndose muy popular porque, en tan solo unos segundos, se trabaja todo el cuerpo. Sobre una colchoneta, apóyate boca abajo sobre los antebrazos y las puntas de los pies. Los codos han de quedar por debajo de los hombros y la espalda tiene que estar recta. Contrae el abdomen. Mantén la postura, al menos, 20 segundos. Repite cinco veces.

3. Patadas de rana
Pon la colchoneta en el suelo. Siéntate bien apoyada en los glúteos. Y sujétate con las palmas de las manos, también apoyadas en el suelo, por detrás del tronco. Levanta las piernas con las rodillas un poco flexionadas. Mantén la espalda recta y el abdomen contraído. Mueve las piernas hacia atrás y hacia adelante, al mismo tiempo que haces un movimiento con el pecho para que ambas zonas se encuentren. Intenta que no se muevan las caderas, para ello tienes los brazos como punto de apoyo. Realiza de diez a 20 repeticiones. Cuando tu abdomen esté en plena forma, podrás hacer este ejercicio sin sujetarte con las manos.

4. Elevación de piernas
Túmbate boca arriba, con los brazos en la zona lumbar –para apoyarte en ellos y no hacerte daño– y las piernas bien estiradas y juntas. Elévalas hacia el techo, hasta donde te sea posible. Y mantenlas elevadas unos segundos. Bájalas, muy lentamente, hasta la posición inicial y repite tres series de ocho.

5. Los oblicuos
Túmbate con la espalda bien apoyada en el suelo y pon los brazos por debajo de la cabeza. Dobla la pierna derecha con el pie apoyado en el suelo. Coloca el pie de la pierna izquierda sobre la rodilla derecha. A continuación, lleva el codo derecho a la rodilla izquierda. Haz tres series de 15 repeticiones con cada lado.

Para terminar... estira
Los abdominales son un músculo más; ha trabajado y hay que estirar. Ponte boca abajo con las manos apoyadas en el suelo. Levanta los brazos, de modo que la parte delantera del cuerpo se eleve hacia atrás. Y, recuerda, repite esta rutina a diario. Con constancia, una dieta equilibrada, hábitos saludables y ejercicio conseguirás tus metas. Busca ayuda y consejo en entulínea.