Aprovéchate del sol

Verdades y mentiras, mitos y últimos descubrimientos. Conoce de la mano de un experto cómo convertir el sol en tu mejor aliado en vez de en tu peor enemigo.

Lo más popular

Especialista en el cuidado de la piel y al tanto de los últimos estudios, el dermatólogo Manuel Fernández Lorente nos “acerca” al sol, nos habla de sus riesgos y sus beneficios.
 

-¿Qué es lo primero que hay que aprender sobre el sol?
-Que el enrojecimiento es el síntoma de que estamos quemándonos. Entonces, debemos taparnos inmediatamente. El principal riesgo de quemarse es que a la larga es lo que desencadena el cáncer de piel. No hay que llegar a eso.

Publicidad

-¿Cuándo hay que precocuparse por un lunar?
-Seguimos la regla del ABCDE. A de asimetría: no debe ser asimétrico. B de bordes:  que no clareen sobre la piel. C del color: que sólo sea de uno, no de varios. D de diámetro, que no mida más de medio centímetro. E de Evolución: que el lunar no sufra cambios con el paso del tiempo.

-¿Pueden los bebés ir a la playa?
-No deberían. Los menores de tres años no se recomienda que tengan ningún tipo de exposición solar. Siempre deberían llevar protección física y química.

Lo más popular

-Ni debajo de la sombrilla.
-Con prudencia. Lo importante es que no se expongan nunca directamente porque es la época de la vida en la que más van a influir las quemaduras que puedan sufrir y que pueden terminar pasando factura de adulto.

-Es lo que los médicos llaman memoria solar, ¿no?
-Efectivamente. Cuanto más joven tengas la quemadura, más riesgo de padecer cáncer de piel tendrás  luego, cuando seas adulto. No es que lo vayas a tener antes, sino que tienes más riesgo.

-Sobre protectores solares hay gran confusión, ¿qué significa que en unos ponga que incluyen filtros físicos y en otros químicos?
-Que sus formulaciones son distintas. Pero con lo que hay que quedarse es que los físicos incluyen partículas que reflejan los rayos,  son esos que se queda la piel de un color blanco, son menos estéticos, pero mucho más efectivos.

-Hasta hace poco sólo nos preocupaban los rayos UVB y ahora también preocupan los famosos rayos UVA, ¿por qué?
-Porque se ha demostrado que los del tipo A también son perjudiciales y por eso los protectores tienen que especificar cuál es el factor frente a los Ultravioleta A y Ultravioleta B.

-¿A partir del factor 30 ya es casi protección total?
-No exactamente, lo que pasa es que la curva no es proporcional. Es decir, a partir del 30 no crece igual, el factor 80 no es el doble del 40. A partir del 50 se considera pantalla total.

-¿Se puede bajar la protección si estás moreno?
-Solamente si se tiene la piel oscura. Además, no hay que tener antecedentes de melanomas ni lunares.

-Pero dicen que el sol es bueno como fuente de vitaminas.
-La academia de dermatología americana sólo lo recomienda en casos de carencias alimentarias. Sí se sabe que mejora el estado anímico, de hecho en países del norte de Europa hay un índice de depresiones y suicidios mayor y se cree que es por eso.

-¿Qué zonas del cuerpo hay que proteger más?
-Aquellas donde los rayos caen más perpendiculares: orejas, nariz, escote, calva, párpados, labios...

-¿Hay que beber mucha agua cuando se está al sol?
-No. Hay que hidratarse bien siempre, no sólo al sol.

-¿Cuáles son los últimos descubrimientos dermatológicos?
-Que el sol cada vez es peor. En España aumentan un 3% al año los casos de cáncer de piel, el más  extendido en personas a partir de los 50 años es el producido por los efectos acumulativos del sol. El 80% del sol nos da cuando tenemos menos de 18 años, y un problema que preocupa es la edad adolescente, ya que por coquetería no se protegen.

-Un último consejo.
-Hay que renovar el protector aunque no te bañes cada dos horas, usar ropa especial para los niños en la playa y, ser consciente de que es crucial no quemarse en la infancia y adolescencia.