Renueva tu rostro tras el verano

La exposición al sol, el salitre, el cloro... han dejado huella en tu piel. Ha llegado el momento de recuperar su salud y belleza. Te contamos cómo mimarla y prepararla para la nueva estación.

Lo más popular

Sí. Lo sabemos: has usado la protección adecuada, has bebido agua, no te has tumbado bajo el sol en las horas centrales del día... En fin, has tomado todas las medidas necesarias para cuidar tu piel durante las vacaciones, pero la vuelta a casa te devuelve una realidad que va más allá de la rutina, el trabajo y el cole de los niños: la piel de tu rostro parece apagada, ajada e incluso tiene manchas.

Publicidad

Y es que, aunque creas que te has protegido continuamente, a veces –reconócelo– te has descuidado: aquella comida en el chiringuito durante la que no te pusiste el sombrero, esas largas jornadas de mojitos y sol sin una sola pieza de fruta a la vista, el adorable viaje en descapotable por la costa... Sí, todo ha sido divertido, pero tu piel se ha cansado y muestra su disgusto en forma de mal aspecto y manchas. Tranquila: vamos a resolverlo.

Lo más popular

La piel dispone de una capa protectora natural para evitar la deshidratación. Pero, durante la exposición al sol, esta barrera sufre la agresión de los rayos ultravioletas, lo que facilita la deshidratación. Por ello, tras el verano, es recomendable una "terapia de choque" para atajar los estragos del sol en la piel del rostro, que van desde la deshidratación profunda a las manchas, pasando por las arrugas.

Para empezar, recupera los hábitos saludables en cuanto a alimentación y estilo de vida: duerme las horas necesarias, realiza ejercicio físico moderado de forma regular, vuelve a beber un litro y medio de agua al día, olvídate del alcohol y el tabaco y recupera la rutina alimentaria. Ya sabes, cambia el picoteo por frutas y toma alimentos sanos, cocinados a la plancha o al vapor, con guarniciones de verduras. No te olvides de las legumbres y, al menos durante un tiempo, di no a los embutidos, a los precocinados, a los fritos... Todo suma. Ah, apúntate estos alimentos, que dan un plus de cuidado a tu piel desde dentro: pimientos, zanahorias, frutos secos, cítricos y frutas en general.

Y, por supuesto, mima tu piel con un tratamiento adecuado que combata los estragos del sol en tu rostro. Toma nota:

Lo primero que tienes que hacer es eliminar las capas superficiales de la piel para regular la pigmentación. El ácido glicólico, por su efecto peeling, es ideal para tal función. El Concentrado Anti-Manchas Vital Skin de Babaria contiene dicho ingrediente y, además, reduce el daño celular inducido por la exposición UV, unifica el rostro y disminuye las manchas. Sólo tienes que aplicarlo con un suave masaje por la noche en la zona manchada. En 15 días, notarás su efecto.

Continúa con un tratamiento de noche de efecto blanqueador y con propiedades antiarrugas para que tu piel vaya recuperando vitalidad y brillo. La Crema Despigmentante Vital Skin de Babaria aporta estos dos beneficios. Además, no contiene parabenos y aporta un plus de hidratación gracias al aceite de rosa mosqueta.

Y no olvides prevenir. Una vez que has atacado las manchas y la deshidratación, usa un producto para evitarlas en un futuro. El Sérum Anti-Manchas Vital Skin de Babaria, además de tener propiedades blanqueadoras, previene la aparición de futuras manchas y sirve como crema hidratante y antiarrugas de prevención.

More from Diez Minutos: