Mesoterapia para una figura bonita

Elimina la grasa localizada y reduce la celulitis con esta técnica efectiva e indolora que te hará recuperar la tersura perdida.

Lo más popular

La mesoterapia es una técnica no invasiva que introduce por vía intradérmica sustancias hidrosolubles que son toleradas por el organismo y que ayudan a reducir la grasa localizada (abdomen, glúteos, caderas y piernas) que es difícil de erradicar sólo con dieta y deporte.

Para que el tratamiento sea efectivo, los centros de estética deben personalizar en cada paciente los activos que introducen en las microinyecciones. Esto es importante porque, dependiendo de la formulación, los objetivos que se consiguen van en consonancia a la particularidad y las necesidades de cada mujer.

Publicidad

Los resultados de la mesoterapia se empiezan a notar a partir de la tercera y cuarta sesión.

Lo más popular

Técnicas efectivas

En la mesoterapia homeopática con efecto reductor, los productos que se introducen son homeopáticos y logran tres acciones: celular, al actuar sobre el adipocito estimulando la liberación de su contenido en grasa; vascular, favoreciendo la microcirculación; y linfática mejorando el drenaje de las toxinas acumuladas.

La mesoterapia con silicio orgánico –oligoelemento que forma parte de la estructura de los huesos, la piel, los músculos, el pelo– se utiliza para casos de flacidez, pues permite recuperar la elasticidad perdida, el brillo y la tersura de la piel.

Una dieta baja en grasas

Durante el tratamiento de mesoterapia es recomendable seguir una dieta baja en grasas, evitar el alcohol y beber gran cantidad de agua para ayudar a eliminar toxinas. Además de reducir centímetros, esta dieta mejora tu salud: revierte la arteriosclerosis, baja la presión arterial, mejora el estado de ánimo… En verano te resultará fácil llevar una alimentación más equilibrada, pues es más apetecible tomar ensaladas, batidos de frutas y verduras y carnes a la brasa. En cuanto a bebidas, la cerveza sin alcohol es una excelente opción: es altamente hidratante pues el 95 por ciento de su composición es agua y su valor energético es de 14 kilocalorías los 100 mililitros.

Actívate con deporte

Una dieta baja en grasa y deporte es un tándem perfecto para mejorar la calidad de vida. Comienza una rutina deportiva al final del verano, pues estamos activados y descansados de nuestras vacaciones. Los días siguen siendo largos, se dispone de horas de luz y el tiempo favorece para realizar actividades exteriores, que siempre son más apetecibles. Los deportes acuáticos como la natación y el surf, entre otros, y correr por los parques harán que tu musculatura coja tono y se te vea más esbelta y atlética. Ánimo, los beneficios son tantos que pronto no podrás pasar sin tus tres sesiones semanales de ejercicio.

More from Diez Minutos: