En tu boda... luce el escote perfecto

Si estás inmersa en todos los detalles y cuidados que necesitas para lucir perfecta el día de tu boda, no te olvides de algo tan importante como es el escote. Aunque siempre resulta más elegante insinuar que enseñar... Te contamos los puntos que debes tener en cuenta para que lo luzcas perfecto.

Lucir un escote bonito es algo muy importante por lo que, al igual que te preocupas de hacerte pruebas de maquillaje para lucir un rostro perfecto, también debes dedicarle tiempo a la elección del sujetador que mejor se adapte a ti. Que no te condicione para la elección del traje de novia no tener unas medidas ideales y que no sea un problema para elegir el escote que te encanta o ese vestido con escote palabra de honor, ya que todo puede cambiar si aciertas en la elección de la lencería.

Publicidad

Aunque parezca un dato exagerado, más del 80 % de las mujeres no utilizan la talla perfecta. Esto, además de implicaciones estéticas, también las tiene para la salud. El Dr. Miquel Prats, senólogo de la Clínica Planas declaró: "El sujetador perfecto ha de ser como una segunda piel, debe contener, pero no oprimir".

Te contamos algunos consejos para que puedas presumir de escote y llevar una talla perfecta.

Lo más popular

Un sujetador no debe dejarte marcas en la piel, si esto ocurriera es por llevar una talla pequeña. Además, un exceso de presión continuada puede producir lesiones en la piel como aumento de color o hiperpigmentación de la zona. Si por el contrario al elevar los brazos también se te sube el sujetador, llevas una talla grande, por lo que la función de contener bien el pecho se perdería.

El pecho está en un constante cambio, desde un incremento de volumen de casi una talla antes de la menstruación a cambios por la edad, el peso... esto implica que no siempre puedes llevar el mismo sujetador ni la misma talla.

No abuses de los modelos con aros, aunque estos resulten los más indicados para realzar el pecho caído o escaso.

La talla corresponde al contorno del tórax y se mide justo debajo del seno, la copa se mide en letras de la A a la E, o incluso la F. Esta debe recoger el pecho sin oprimir. Para elegir la copa adecuada, esta no debe de quedar ahuecada, ni hacer arrugas, tampoco debe oprimir.

Si tienes en cuenta estos detalles pero te gustaría saber más, no te pierdas los mejores consejos de Bodamás.