La Fundación Comparte llena el cielo de cometas por la paz

La ciudad barcelonesa de Castelldefels fue el escenario de una gran fiesta organizada por la Fundación Comparte para hacer un llamamiento por la paz.

El pasado 12 de octubre la ciudad barcelonesa de Castelldefels fue uno de los cien escenarios mundiales de esta jornada que pretende sensibilizar a la población sobre la necesidad de poner fin a los conflictos armados y hacer un llamamiento a la paz.
Durante la celebración se llegaron a volar más de 500 cometas, la mayoría construidas por niños en unos talleres muy participativos, que denunciaban los conflictos internacionales que provocan miles de víctimas cada año, como los de Irak, Afaganistán, Gaza o Siria, entre muchos otros más desconocidos. En cada cometa, los niños pudieron dibujar o escribir su deseo de paz para el mundo.
Hacia el mediodía se llevó a cabo una exhibición de vuelo de cometas gigantes, entre las cuales había un pulpo de 25 metros de largo. Además, se llevaron a cabo múltiples actuaciones solidarias como un taller de cohetes, taller de maquillaje o espectáculos de danza, zumba y actuaciones infantiles.
Desde hace ya 20 años cada segundo domingo de octubre el cielo queda decorado por colores, formas y banderas  bajo el lema "One sky, one world".
La Fundación Comparte, promotora del evento, centra su trabajo en la protección de los niños del mundo, a través de la Cooperación al Desarrollo y del acuerdo al Decálogo de Cultura de Paz, promovido por la UNESCO y secundado por el premio Nóbel de La Paz, Adolfo Pérez Esquivel. Además, ha conseguido estar apadrinando en este momento a más de 4.000 niños en países de Latinoamérica con el objetivo de facilitar su acceso a la educación y “sacarlos” de las calles.

Publicidad