Cuidarte, tu compromiso para 2014

Estamos a punto de finalizar 2013 y a buen seguro de que ya te estás haciendo promesas de buena voluntad para el próximo año. Te proponemos que la primera de todas sea tu salud, porque si no te cuidas te faltará energía para el resto de los compromisos que te has hecho. ¿Te da pereza empezar con chequeos? Benefíciate de todas las ventajas de la sanidad privada y ¡feliz 2014!

La salud es lo primero, la tuya y la de tu familia. En ocasiones por un ritmo de vida acelerado, otras por pereza, otras por falta de concienciación, vamos dejando a un lado ir al médico a esa revisión necesaria cada año o a consultarle algo que nos preocupa o nos molesta. Este año nuevo que entra te invitamos a que le pidas dinero y amor pero sobre todo salud, porque sin ella todo lo demás poco importa.

Publicidad

¿Que te da pereza andar pidiendo citas, encontrar un hueco que te venga bien o los tiempos de espera para hacerte las pruebas? Este año quítate todos esos quebraderos de cabeza con todos los beneficios de la Sanidad Privada. Cada más personas optan por una mutualidad de seguros, un perfecto complemento a la Sanidad Pública, por rapidez de acceso a la consulta y las pruebas médicas.

En el caso de los funcionarios públicos, gracias a los conciertos de las mutualidades públicas, pueden elegir libremente recibir la cobertura de salud a través de la Seguridad Social o de las Compañías médicas suscritas a este acuerdo. Asisa, por ejemplo, atiende a los Funcionarios Públicos de las Mutualidades de ISFAS, MUFACE y MUGEJU, y pone a disposición de todos los familiares directos de funcionarios públicos un producto a su medida, para tener todas las coberturas de un seguro de salud integral al mejor precio. También para ex mutualistas.

Lo más popular

Y es que elegir en manos de quién ponemos el cuidado de nuestra salud y la de los nuestros es una decisión muy importante. Según el Barómetro de la Sanidad Privada 2013, impulsado por el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad, revela que el 89 por ciento de los asegurados recomendaría la Sanidad Privada. 8 de cada 10 asegurados valora los servicios de la sanidad privada con una calificación por encima de notable.

Lo que más aprecian es el tiempo de espera para la realización de pruebas diagnósticas, la obtención de los resultados y la facilidad de concertar cita, así como la calidad del servicio. Los asegurados valoran también positivamente los aspectos relacionados con la accesibilidad y la atención en consulta y en urgencias, satisfacción que se incrementa en el ingreso hospitalario.