Comunicación entre la madre y el feto

 La idea de que madre e hijo se pueden comunicar es tan antigua como el hombre. Ahora, la ciencia lo confirma; existen vínculos de apego desde los primeros días de gestación.

Comunicación entre la madre y el feto

Se ha descubierto que la comunicación madre-feto comienza en los primeros días de gestación.

 

El hallazgo científico es reciente, aunque la idea de que madre e hijo se comunican es tan antigua como el hombre. Acaba de descubrirse que existe un vínculo de apego, como han demostrado los expertos en bioquímica de la Universidad de Navarra, dirigidos por la doctora Moratalla. Parece ser que en los primeros días de la gestación, el cerebro de la mujer, modulado por el feto, desactiva la hormona del estrés y activa, sin embargo, la hormona de la confianza. Es como si la madre recibiera una orden de parte del feto que le dijera: “Soy yo, no te preocupes, que no soy un individuo extraño”. Así crece ese vínculo de apego y surge el equilibrio emocional. Es la primera comunicación madre-feto que se desarrolla a nivel molecular. Y lo más sorprendente es que las señales que envía el feto influyen en el cerebro de la madre matizando conductas y sentimientos, haciendo que se sienta tranquila y relajada.
Estimular para relajar
Cuando comienza el tercer trimestre de gestación, el feto está casi terminado, tiene sus sentidos despiertos y es capaz de oír, oler, gustar y percibir cualquier contacto. Incluso puede ver algo de luz a través de la madre. Las últimas investigaciones sostienen que si se estimula en las primeras etapas, luego puede ser superdotado. Cualquier niño podría ser un genio si recibe, cuando está en el vientre de su madre, los estímulos adecuados. Está demostrado; si un niño al cumplir un año de vida utiliza alrededor de cinco palabras, en el caso de que haya sido estimulado en el vientre materno, llega a las 20 y, al año y medio, ya dice frases.

 

Memoria y dolor
El feto es sensible no sólo a la afectividad de la madre sino a otros muchos estímulos que le llegan del exterior. Ya empieza a tener alguna memoria. Oye a la madre y le gusta oír al padre. Teóricamente percibe el cariño de alrededor. A partir de la sexta semana, es sensible también al dolor. Y a las 14 semanas tiene ya los receptores sensoriales de manera que si se le toca, reacciona. A las 26 semanas, todos los receptores están completos; lo que quiere decir que ya empieza a sentir dolores.

 

Buena música
Aunque parezca mentira, les gusta la música. Y se sabe, por ejemplo que los violines de Vivaldi serenan al feto, como algunos divertimentos de Mozart. Pero se inquieta si el volumen o la música es estridente, como los golpes sonoros de Beethoven o el rock. Puedes hacer la prueba; pon la mano sobre el vientre mientras oye una flauta de Vivaldi y verás como el feto se serena. Y si oye los golpes de la Quinta Sinfonía o un ritmo moderno fuerte, el feto empezará a patalear.

 

Qué es haptonomía

 

Es la ciencia de la comunicación afectiva aplicada a la obstetricia. El tacto, la presencia y el afecto logran una comunicación con el feto que podría calificarse de increíble. Los especialistas creen que con sólo poner las manos sobre el vientre de la embarazada se comunican. Si con otros sistemas se consigue el 10% de partos sin dolor, la haptonomía eleva el porcentaje. En las encuestas realizadas, un un 75% las madres confiesan que sus hijos son muy tranquilos. Un 20% dicen que son bastante tranquilos, y el resto considera que, en principio, no nacen nerviosos.

 

Mitos
No hay que hacer caso de esas leyendas absurdas que circulan acerca de los antojos. El feto no tiene relación alguna con todo eso. Tampoco con el mito de que si el vientre está abultado o bajo, va a nacer un niño; y si está alto,
se tratará de una niña.

 

Así va creciendo...
A las 8 semanas: Mide 2,5 cm y pesa 2 g. Tiene formados los brazos, las piernas, las principales articulaciones y empieza a moverse. Se ven los dedos de las manos y los pies. La sangre ya empieza a circular.
A las 12 semanas: Mide 7,5 cm y pesa 18 g. Ya es reconocible como ser humano, aunque tiene una cabeza enorme. Ya se han desarrollado sus principales órganos internos y empiezan a crecerle las uñas.
A las 16 semanas: Mide 16 cm y pesa 140 g. Crece rápidamente y es capaz de moverse con vigor, a pesar de que la madre todavía no lo nota. Se pueden ver perfectamente sus órganos genitales externos.
A las 40 semanas: Mide 51 cm y pesa unos 3 kg. Ya está maduro y preparado para vivir fuera del útero. La piel está recubierta. Si naciera antes de la semana 37, se consideraría que el bebé es prematuro y seguramente debería pasar algunos días en la incubadora.


COMENTARIOS

Diez Minutos Móvil
  • Apps Diez Minutos

    Descárgate gratis* la aplicación de Diezminutos para Iphone o Android y llevarás tu revista siempre contigo.
    (*excepto coste de conexión a internet de las operadoras)

  • Diez Minutos en Orbyt

    Descárgate nuestro Quiosco Digital y podrás leer la revista en tu tablet, cuando quieras y donde quieras.

  • Alertas Diez Minutos

    Envía un mensaje a:
    Movistar: ALTA espacio DM al 797404 
    Vodafone:  ALTA espacio DM al 795543
    Precios (IVA incluido): MOVISTAR 0,73€/ MMS. VODAFONE:1,21€/semana.