image

pedro-de-borbon

Los reyes eméritos reaparecen juntos para dar su último adiós al duque de Calabria

La capilla ardiente del duque de Calabria se ha instalado en el Monasterio de El Escorial y hasta allí han llegado su mujer, Ana de Orleans, sus cinco hijos -Pedro, María Paloma, Victoria, Inés María y Cristina-, sus nietos y amigos muy allegados. También han estado presentes don Juan Carlos, primo del fallecido, doña Sofía, la infanta Elena, Alfonso de Borbón y un sinfín de personas más.